Exclusivo
Actualidad

Invocan espíritus en un bar de Quito

Los dueños tienen un tablero de güija, que los clientes pueden pedir y utilizar en el establecimiento donde imperan el ‘Black Metal’ y el rock clásico.

BAR MEDIEVAL

Una tabla de güija se volvió el mayor atractivo del bar Medieval, en el norte de Quito. Desde que un grupo de gringos destapó la maldición, jugando con aquel tablero antiguo, en ese lugar se escuchan sonidos extraños: las gradas de madera rechinan, sombras se mueven por el sitio, el ambiente es ‘pesado’...

Iván y Elías Garzón son hermanos y propietarios de este local. Ahí las paredes tienen un aspecto gótico, creado exclusivamente para que los amantes del ‘Black Metal’ y el rock clásico se sientan en su ambiente.

Las calaveras, espadas y máscaras medievales son hechas por Elías, quien desarrolló la habilidad de crear objetos del más allá con sus manos. Además, las paredes se impregnaron del terror que provoca el tablero de la güija en el bar, cuyos usuarios ahora optan por relajarse invocando espíritus y no con el naipe.

Según los dueños de Medieval, los estadounidenses emplearon la güija y no cerraron la sesión. Y cuando eso ocurre, es muy difícil que los espíritus se vayan. Por ello, pusieron un espejo cerca de la caja para comprobar si algún ente recorre el lugar o si solamente se trata de un usuario.