Exclusivo
Actualidad

A Brittannee la violaron, asesinaron y convirtieron en comida de cocodrilo

Un hombre y su hijo la violaron, golpearon y lanzaron sus restos a un estanque.

Imagen brittanee
Un hombre y su hijo la violaron, golpearon y lanzaron sus restos a un estanque.

El 25 de abril de 2009 Brittanee Marie Drexel abandonó Nueva York con destino a Myrtle Beach, en Carolina del Sur. Tenía 17 años y el entusiasmo de salir de vacaciones con sus amigas. No tenía idea de que no volvería a casa.

Los padres de la rubia tampoco imaginaron que ese día sería el último. Siete años después, lo único que saben es que un hombre y su hijo la violaron, golpearon y usaron sus restos como alimento para cocodrilos.

El Daily Mail recogió las declaraciones de la familia Drexel, luego de que en agosto de este un año un oficial del FBI ofrezca detalles sobre la investigación. La información, difundida este 7 de octubre, da un cuenta de un testigo que observó cómo la joven neoyorquina fue violada grupalmente, asesinada y arrojada a los animales.

El detenido incluso contó que, en las labores de búsqueda, el padre de Brittanee estuvo -sin saberlo- frente a los supuestos agresores. “Entregué el papel al conductor de un auto que estaba detenido y había dos personas murmurando atrás. Les pregunté si sabían algo de esta chica. Se rieron y el chófer arrugó el papel y lo tiró por la ventana. Se alejaron entre risas”, detalló.

Taquan Brown, un preso condenado por un crimen no relacionado, reveló que vio a la joven en una casa abandonada usada por adictos e indigentes. Allí, era abusada sexualmente por varios hombres. Según Brown, la chica fue asesinada pues aprovechó una distracción y logró huir del lugar. Entonces al ser recapturada la mataron.

Los criminales arrojaron el cadáver a un estanque con cocodrilos. Cuando las autoridades recorrieron la zona y lagunas cercanas no encontraron nada. “No merecía esto. Ella no conocía a estas personas”, afirmó la madre.