Nuevas armas contra el cáncer de mama

Exclusivo
Actualidad

Nuevas armas contra el cáncer de mama

Después de los 20 años, las mujeres deben realizarse la autoexploración. A partir de los 40 se aconseja una mamografía cada año.

Imagen Imagen cáncer1
En 2017 se detectaron 751 casos en Solca, en Guayaquil. La cifra va en aumento.

Cada 30 segundos, en algún lugar del mundo, una mujer es diagnosticada con cáncer de mama. El año pasado, 751 de esos casos fueron detectados en Solca, en Guayaquil (24 % más que el 2016). Mientras las estadísticas se siguen moviendo, en varios rincones del planeta la tecnología va diseñando nuevas armas para detectar a tiempo la enfermedad y destruirla.

Algunas de esas herramientas son destinadas a los pacientes y llegan por una vía a la que gran parte de la población tiene acceso: el celular. Otras van dirigidas a los médicos y buscan formas más sencillas y económicas para dar con este mal.

Apps, nanorrobots, ‘tatuajes’ inteligentes, un brasier detector del cáncer y hasta una especie de bolígrafo para saber dónde están las células malignas destacan como una esperanza.

Aunque en algunos casos habrá que esperar. “El tema del tatuaje es algo todavía en estudio y que para nuestra realidad está muy lejos”, asegura el doctor Luis Péndola, jefe del servicio de Mastología de Solca, en Guayaquil. ¿Y el sostén? Tiene sus dudas. Si bien sus sensores miden la temperatura del tejido mamario, esta podría elevarse no por un cáncer, sino por procesos inflamatorios.

El doctor Juan Carlos Quintero, ginecólogo del hospital Luis Vernaza y docente universitario, considera que los mayores avances en cáncer de mama están enfocados en lo genético. “Actualmente nos basamos bastante en el estudio de biología molecular para reducir el uso de la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama y en el uso de fármacos de mayor efectividad”, indica. Habla también de los tests genéticos y de su probada efectividad.

Ambos profesionales coinciden en que al momento se dan pasos interesantes, como la cirugía oncoplástica, que además ayuda en la parte estética al paciente, y destacan que ahora existe más conciencia, por lo que se logra detectar la enfermedad a tiempo.

Brasier detector

Lo crearon en México y lleva el nombre de EVA. Se trata de un brasier que, según su creador, detecta los cambios de temperatura en los senos y alerta de un posible cáncer. Debe colocarse una vez a la semana durante una hora y los resultados se enviarán a la app del celular del paciente.

Nanorrobots

Parece ciencia ficción, pero un grupo de científicos de las universidades del estado de Arizona y del Centro Nacional de Nanociencia y Tecnología chino está por hacerlo realidad. Crearon unos robots diminutos (1.000 veces más pequeños que el ancho de un cabello) y que pueden introducirse por los vasos sanguíneos. Allí localizan los tumores y los estrangulan hasta matarlos.

¿Un tatuaje?

No es realmente un tatuaje, pero los investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zurich lo han llamado así porque cambia de color cuando detecta cáncer de mama, colon, próstata o pulmón. Se trata de un sensor que se coloca bajo la piel. Eso sí, está en etapa de prueba.

La nariz electrónica

Israel desarrolló una especie de nariz electrónica que podría detectar, en una fase temprana, el cáncer de mama. Los investigadores aseguran que estos sensores tienen una precisión del 95 % y que en un futuro servirían para otro tipo de cáncer.

Bolígrafo inteligente

Fue desarrollado por un equipo de investigadores de la Universidad de Texas. Tiene forma de un bolígrafo y es un aliado para los cirujanos. Permite detectar rápidamente (en unos diez segundos) el tejido tumoral canceroso. Así se evitan largos pasos, como el tener que enviar las muestras a un laboratorio para su evaluación mientras el paciente espera en la mesa de operaciones.

Apss de ayuda

Si no tiene del todo claro cómo se realiza el autoexamen de mama aproveche su teléfono celular y descargue una de las aplicaciones que le indicarán los pasos. Algunas cuentan con alarmas inteligentes para avisar la fecha oportuna para la revisión y cuándo ir a su chequeo ginecológico.