En Quito: A ‘cantar’ el crimen contra un militar

Exclusivo
Actualidad

En Quito: A ‘cantar’ el crimen contra un militar

Dos venezolanos, detenidos en el Comité del Pueblo por muerte de militar. Habrían estado bebiendo con la víctima, cuando se produjo una riña.

Foto de Sistema Grana (33107020)
Los sospechosos habrían tenido en su casa pertenencias del miembro del Ejército.Angelo Chamba

Dos hombres de nacionalidad venezolana fueron detenidos la tarde de ayer como sospechosos del asesinato del mayor Paúl Osorio, miembro de las Fuerzas Armadas. La víctima fue localizada maniatada con cinta de embalaje sobre una cama y con una toalla metida en la boca el 10 de marzo, en Santa Isabel, al sur de Quito.

Según información de Dinased, los implicados habrían llegado a la casa del militar para compartir algunas copas la noche del martes. Aparentemente hubo una riña y Osorio fue amarrado y golpeado hasta que lo dejaron sin vida.

Javier Chango, jefe del Laboratorio de Criminalística, quien fue al lugar del hecho, dijo que la víctima tenía lesiones en la cabeza. Sin embargo, durante las pericias no encontraron el objeto contundente con el que lo mataron.

Lo que sí hallaron fueron vasos, de los que se tomaron huellas dactilares, además de botellas de vidrio y varias colillas de cigarrillo. “No sabemos si el desorden que encontramos es natural o modificación”, agregó el uniformado.

Los miembros de Criminalística llegaron al sitio luego de que un compañero de Osorio fuera a buscarlo el miércoles, ya que no se presentó en el cuartel militar que queda cerca del domicilio. Cuando el ‘pana’ entró al cuarto, se topó con el cadáver.

Oyeron gritos

Maribel Tipán, dueña del inmueble que arrendaba Osorio, contó que esa fecha uno de sus inquilinos salió llorando de la casa. Cuando ella se acercó, le contó que el mayor estaba muerto en su dormitorio.

La dueña del predio aseguró que no vio nada sospechoso horas antes del crimen, pero su hijo le confirmó que escuchó gritos. El chico no dijo nada hasta que se supo del asesinato.

“Pudo ser una venganza, porque parece que no se llevaron nada”, manifestó Tipán. Pero durante la aprehensión, en el domicilio de los implicados, ubicado en el Comité del Pueblo, en el norte, habrían encontrado pertenencias del militar.