Exclusivo
Actualidad

Casi un centenar de manifestantes detenidos permanecen en el GIR de Quito

Las organizaciones de Derechos Humanos denunciaron lo que consideraron ‘ilegal detención’.

Demonstrators are dispersed away from the national assembly by riot p
Los detenidos son sospechosos de los delitos de paralización de servicio público, daño a bien ajeno, ataque y resistencia, robo, porte de armas, asociación ilícita y violación a la propiedad privada, entre otros.AFP

En el Salón de Los Héroes, en el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), permanecen casi 100 manifestantes detenidos en la protesta registrada la tarde y noche de este martes 8 de octubre, en distintos puntos de la capital.

Las organizaciones de Derechos Humanos denunciaron lo que consideraron ‘ilegal detención’. En un comunicado que suscriben cinco agrupaciones, se señala que alrededor de 83 personas fueron detenidas en los alrededores de la Asamblea, aproximadamente a las 13:00. Según ellos, habrían permanecido inicialmente detenidos por casi siete horas en el subsuelo de la Asamblea y con el inicio del toque de queda decretado por el presidente Lenín Moreno para precautelar los bienes del Estado, habrían sido llevados hasta las instalaciones del GIR.

Para ellos se trata de una detención ilegal por haber sido trasladados a una unidad policial y no a la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía. Denunciaron que los jueces de turno en esas dependencias se negaron a recibir, durante la noche y madrugada, las acciones constitucionales de habeas corpus que querían presentar en favor de los aprehendidos. Los grupos de Derechos Humanos esperan que las audiencias de flagrancia no se desarrollen en ese recinto policial y que los arrestados no reciban tratos crueles o inhumanos.

Hasta el mediodía de este martes 8 de octubre, la Fiscalía reportó 142 procesados por las manifestaciones. La mayoría se registró en Guayas con 94, Pichincha con 11, Azuay 2, Bolívar 1, Morona Santiago y Loja dos cada provincia, Ocho en Los Ríos, nueve en Orellana, uni en Tungurahua, uno en Chimborazo y 11 en Cañar. Los involucrados recibieron entre otras medidas: prisión preventiva, presentación periódica ante la autoridad y prohibición de salida del país y de enajenar bienes.

Los detenidos son sospechosos de los delitos de paralización de servicio público, daño a bien ajeno, ataque y resistencia, robo, porte de armas, asociación ilícita y violación a la propiedad privada, entre otros.