Exclusivo
Actualidad

El banco que quiere que te olvides del chulquero

Se denomina el Banco de las Oportunidades y desde este lunes 3 de diciembre entra en funciones con tres misiones: ahorro, crédito y emprendimiento.

Imagen wallet-669458_1920
Referencial. Los préstamos podrán ser de hasta $ 500.

La idea que se transformó en convenio de tres instituciones: Corporación Financiera Nacional (CFN), Municipio de Guayaquil y Banco del Pacífico se consolida en el Banco de Oportunidades. Esta opción estará disponible desde el 3 de diciembre.

Así lo confirmó Jaime Nebot, quien también había anunciado este proyecto en julio pasado, pensado para beneficiar al menos a 60.000 personas: “Hay pobre gente que cae en manos del usurero. Es una forma de democratizar el crédito.”, dijo Nebot en su tradicional enlace radial de este 28 de noviembre refiriéndose al objetivo del banco.

En ese sentido también aseguró que se intenta promover la cultura del ahorro, porque para poder acceder a los préstamos se deberá sí o sí pasar por una fase inicial de guardar algo de dinero mes a mes.

Los requisitos para tener opción a este beneficio fueron publicados en la página web de la Alcaldía y Diario Extra te los comparte para que no te quedes sin ese crédito salvavidas:

- Abrir una cuenta de ahorro en el Banco del Pacífico con $ 20.

- La condición es que esos $ 20 se incrementen, en un plazo de cinco o cuatro meses, a $ 100. Es decir, el ahorro obligatorio es de $ 20 mensuales.

- El monto máximo a prestar será de $ 500 dependiendo del propósito para el préstamo.

- La tasa de interés anual es del 15 % y se lo podrá pagar en 12 meses plazo.

- Como este producto está pensado principalmente para comerciantes, las personas que quiera aplicar debe demostrar un mínimo de 4 años viviendo en Guayaquil.

- Tener claro el emprendimiento que se desea. La Fundación Acción Solidaria colaborará asesorando a los candidatos al crédito en esta parte.

Para que este banco tome forma se requirió de la inversión de las tres entidades y dependiendo de la acogida que se tenga, se espera que su crecimiento se acelere y alcance a más sectores de Guayaquil.

Según Nebot, con esta ayuda se busca también que los vendedores informales se regularicen, se pongan su emprendimiento y sigan las ordenanzas. “El proyecto busca formalizar a los vendedores para mejorar la calidad de vida de los guayaquileños y mejorar la ciudad”, aclaró en julio y de acuerdo a lo recogido por la misma Alcaldía.