Exclusivo
Actualidad

En una clínica de Quito ofrecían inmunidad 'falseta' contra el coronavirus

En una supuesta clínica se 'vacunaba' contra la COVID-19. Allí, una mujer aseguró haber aplicado 60.000 dosis de un compuesto desconocido 

Clínica clandestina
En este centro se ofrecían ‘tratamientos’ para superar la enfermaedad del momento.Karina Defas

Agentes de Inteligencia de la Policía Nacional llegaron hasta una supuesta clínica de Caupicho, en el sur de Quito, donde ofrecían una vacuna contra el coronavirus.

Los policías se hicieron pasar como pacientes que tenían secuelas de la enfermedad. La mujer que los atendió, quien sería la dueña del establecimiento, les dijo que les aplicaría dos dosis: una para limpiar al organismo y otra consistente en vitaminas.

Para sorpresa de los agentes, quienes grabaron el encuentro, aquella persona les aseguró que “el 5 de enero cumplimos un año vacunando”, incluso antes de que la pandemia llegara al Ecuador o de que alguna farmacéutica creara las dosis.

No solo eso. En la charla que mantuvo con los investigadores encubiertos, ella les explicó que, durante ese tiempo, el tratamiento lo recibieron más de 60.000 personas. “Han venido de Babahoyo, Guayaquil, Manta. Esto se llena de gente”, les detalló la dueña del centro.

La clausura

Foto de Sistema Grana (32979905)
Este compuesto fue encontrado en la clínica ‘falseta’. Autoridades lo analizarán.Karina Defas

Con esas evidencias, ayer, las autoridades fueron a la clínica ‘trucha’, en donde estaban personas esperando en un espacio pequeño. No mantenían la distancia entre ellos e incluso había quienes estaban acostados en camillas, recibiendo el tratamiento.

“Aquí nos curaron del COVID. Todita la familia estaba contagiada”, comentó una de las asistentes, quien recibió las vacunas a través de sueros y máquinas.

Un sitio lleno de infracciones

César Díaz, secretario de Seguridad del Municipio, dijo que en el lugar no se cumplía con los mínimos principios de higiene o de salubridad. “Supimos que a la gente se le decía que con esa vacuna quedaría inmune al COVID”.

El funcionario comentó que para acceder a las dosis, los pacientes tenían que cancelar 15 dólares por cada aplicación. Además, en el lugar les explicaban que el procedimiento duraba tres semanas.

Díaz detalló que se ofrecían otros tratamientos alternativos. “Se entregaban 10 turnos diarios”, los cuales costaban un dólar cada uno. “Se indagará si hay algún profesional de la salud involucrado”, acotó el funcionario.

Sin embargo, no hubo personas detenidas. Lo que se hizo efectiva fue la clausura del centro.

2 dosis semanales se aplicaban y se aseguraba que quedaban inmunes contra el COVID.

Se harán análisis de las sustancias

Entre las evidencias, Cristian Paredes, subintendente de Pichincha, explicó que las denuncias llegaron desde hace una semana. “Encontramos sueros, ampolletas y camillas improvisadas”, indicó.

Mientras que Santiago Andrade, director de procesos sancionatorios de la Zona 9, acotó que se hará un análisis de las sustancias halladas para conocer lo que se aplicaba.

“Estamos levantando un informe para saber cuántos tipos de vacunas se encontrarían”, agregó.

Coronavirus - Hospitales - Saturación - Quito - fallecidos

Covid-19 en Ecuador: 579 contagios en las últimas 24 horas

Leer más