Exclusivo
Actualidad

Con 'Amor eterno' despedieron a Olguita, una enfermera víctima de COVID-19

La mujer falleció tras contagiarse de coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital en el que trabajaba en Quito 

Enfermera covid
La enfermera se contagió mientras trabajaba con pacientes con coronavirus.Cortesía

Seis enfermeros con cubrebocas rodeaban el féretro de su compañera Olga Chinchero. La mujer perdió la batalla contra el coronavirus, luego de trabajar durante meses en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital del Seguro Social, ubicado en el sur de Quito.

Con una eucaristía, los allegados de la licenciada en enfermería se despidieron de ella, la mañana del lunes 31 de agosto. Globos blancos y pétalos de flores acompañaron la breve ceremonia, mientras los trabajadores del hospital llevaban su ataúd.

En medio del recorrido, familiares de Olguita se acercaron a la caja para llorar su partida. Durante las últimas semanas, la señora había trabajado largos turnos en la UCI al cuidado de pacientes en estado crítico, tras contagiarse de la neumonía de Wuhan.

RELACIONADAS

Fueron algunos minutos, los que la joven, pariente de Chinchero, permaneció sobre su féretro. El llanto de la chica contagió al resto de enfermeros que secaban sus lágrimas con las manos. Pese a que los trabajadores de la salud conocen los riesgos de la profesión, la pérdida de su colega los estremeció.

La música que acompañaba la desgarradora escena, era la canción ‘Amor eterno’, de Rocío Dúrcal, que en esta ocasión era interpretada por un grupo en vivo. Gafas oscuras ocultaban la pena de la mayoría de asistentes mientras se realizaba el cortejo fúnebre de la enfermera Olguita.

TE RECOMENDAMOS