Exclusivo
Actualidad

“Si hay sanciones, cerraremos nuestros puestos”

Los comerciantes minoristas advierten a las autoridades municipales en cerrar los mercados si son sancionados.

Imagen 11
Comerciantes pretenden cerrar sus puestos si los sancionan por el incremento en el precio de los alimentos.Néstor Mendoza / Extra

“Si nos sancionan cerraremos nuestro puestos; cobramos más porque también hemos pagado el doble”; así reaccionaron los comerciantes minoristas del mercado municipal, esta mañana 7 de octubre, ante el control de precios que hicieron las comisarías de policía y municipal, quienes advirtieron que si no bajaban el precio de los comestibles —que han subido hasta más del 50%— serían sancionados y hasta detenidos.

Juan Rea dijo que en el centro de transferencias de Guayaquil, el pago por un saco de papa es de 70 dólares, antes pagaba 35 dólares; Ana María Palma, en cambio, asegura que la libra de este producto subió de 35 centavos a 70, lo mismo sucede con otros que cuestan y venden al doble.

El comisario de policía Marcos Ramírez, en voz alta les dijo a los comerciantes que no podían alterar el precio de los víveres y que exhiban una lista de precios. La comerciante María Dolores le replico diciendo que era mejor cerrar los puestos a ser sancionados.

Los camiones que traen la mercadería desde la Sierra no han llegado, mientras que el mercado comienza a quedar desabastecido. “Los carros que nos traen la mercadería están detenidos por el cierre de vías en la Sierra, si en las próximas horas no llegan, pronto la gente no tendrá que comprar”, dijo Azucena Cujilema, dueña de un local en el mercado.

“Los camiones que salieron al centro de Transferencia en Guayaquil regresaron vacíos, pero igual tuvimos que pagar 120 dólares en flete”, dijo Clemente Guamán.

Los transportistas reiniciaron sus actividades, pero hubo poca demanda de pasajeros.