Exclusivo
Actualidad

Comuneros cerraron vía para exigir justicia por atropellados

Piden que el responsable del accidente aparezca y responda por los gastos médicos de los heridos

comunero
Los comuneros aseguraron que mantendrían la medida hasta que sean escuchados.Joffre Lino

"¡Justicia, justicia!", gritaban los comuneros del sector La Entrada, al norte de la península de Santa Elena, que mañana del miércoles 18 de agosto cerraron la Ruta del Spondylus con la finalidad de pedir que un agente de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) se responsabilice de un percance, ocurrido el sábado 7, que dejó cuatro personas heridas.

Con piedras y palos se obstaculizó la vía mientras los protestantes exigían justicia por los cuatro atropellados, dos de los cuales aún se encuentran en estado grave en una clínica de Salinas.

Aquel día, un auto Aveo color verde embistió a los ciudadanos que estaban en un puesto de venta de cebiches. El carro que viajaba a exceso de velocidad trepó la vereda y los arrolló.

En el interior del vehículo, los pobladores encontraron el uniforme de un vigilante de tránsito. El jefe del destacamento de la CTE, en Manglaralto, a donde pertenece La Entrada, confirmó que el vehículo es de propiedad del agente de la institución, pero que en el momento del accidente, el vigilante no lo manejaba.

La ciudadanía indignada mantiene retenido el automotor, sin embargo, su dueño no aparece. Los familiares de Yuliana Apolinario, una de las afectadas, señaló que ya llevan en gastos médicos más de 15.000 dólares y nadie responde.

“Hasta cuando tanta corrupción, por ser miembro de la CTE el día del accidente se llevaron a las personas que andaban en el carro, mientras que los heridos fueron abandonados a su suerte. Exigimos se nos respete, la justicia debe ser para todos”, dijo uno de los protestantes.

RELACIONADAS