Exclusivo
Actualidad

¡Terminaron inundados con lodo!

Primero fueron los truenos y seguido la lluvia de granizo que desencadenó en una tormenta que duró menos de cuatro horas, pero que dejó daños considerables en toda la comunidad de Jaloa La Playa.

Imagen descarga
El Centro de Salud del Seguro Campesino también se vio afectado.Yadira Illescas / Extra

Primero fueron los truenos y seguido la lluvia de granizo que desencadenó en una tormenta que duró menos de cuatro horas, pero que dejó daños considerables en toda la comunidad de Jaloa La Playa, que está ubicada en la vía que conduce al mirador del volcán Tungurahua en el cantón Quero.

Grimanesa Silva se quedó hasta sin comida. La mujer que habita junto a su hija y esposo recordó que a las 15:30 del miércoles 10 de octubre, parecía que el cielo se les caía encima. Cuando vieron que la avalancha de lodo bajaba por los terrenos solo atinaron a correr para ponerse a salvo.

“Estaba cosechando las cebollas cuando vino la tormenta. El agua bajaba como río. Solos nos arrodillamos a pedir a Diosito que nos libre de ser arrastrados. Rogaba que no les pase nada a mis hijos que estaban en la casa. Cuando terminó de llover bajamos y todo estaba enterrado. Mis hijos lograron salir”, mencionó la mujer mientras los vecinos le ayudaban a desenterrar el carro y recuperar sus cosas del lodo.

Ni el centro de salud se salvó

Jaloa La Playa es la más afectada. Todas las casas de la comunidad —alrededor de 20— estaban cubiertas de lodo. Incluso hasta la Casa Comunal y el Centro de Salud del Seguro Campesino, que brinda atención a cuatro comunidades, están cubiertas de fango.

María Morales, auxiliar del centro de salud, recordó que estaban atendiendo a dos pacientes en odontología cuando el barro ingresó en todo el área. “Nos quedamos atrapados, nos tuvieron que ayudar a salir. Muchos de los equipos se han dañado a causa de la inundación”, mencionó Morales.

El presidente de la comuna, Iván Barreno, expresó que alrededor de 30 familias son las afectadas. Perdieron enseres, cultivos y animales menores. Además tienen afectaciones con las carreteras que conducen a las comunidades de El Santuario, Castillo y San Francisco.