Exclusivo
Actualidad

Conoce por qué 3 misiones espaciales de tres países llegarán a Marte casi al mismo tiempo

En los próximos días, se espera que sondas espaciales lleguen al planeta rojo para estudiar su geología, atmósfera y buscar posibles signos de vida

marte
Marte, el planeta rojo, despierta cada vez más el interés de los terrícolas.cortesía

Febrero será un mes decisivo para la exploración de Marte. Y es que en los próximos días, se espera que tres sondas espaciales lleguen al planeta rojo para estudiar su geología, su atmósfera y buscar posibles signos de vida, como bacterias.

La primera misión que alcanzará el planeta es Hope, enviada por Emiratos Árabes Unidos, que estaba previsto que entraría en contacto con la atmósfera marciana el martes 9 de febrero.

Para este jueves 11 llegará la misión Tianwen-1 de China y la Perseverance, de la NASA (EE. UU) que aterrizará el 18 de febrero.

La cercanía de fecha se debe a que las tres misiones aprovecharon una "ventana" que ocurre cada cierto tiempo en la que la distancia entre Marte y la Tierra es menor.

La separación entre los dos planetas cambia constantemente debido a sus diferentes velocidades cuando orbitan alrededor del Sol, por lo que el mejor momento para lanzar misiones que requieran la menor cantidad de combustible ocurre una vez cada 26 meses.

RELACIONADAS

Pero al igual que con cualquier misión a Marte, las tres naves espaciales enfrentan desafíos tremendos, incluidos los infames "7 minutos de terror", el tiempo que tarda una nave espacial en bajar desde la parte superior de la atmósfera del planeta al suelo.

La mitad de todas las misiones anteriores al planeta rojo terminaron en fracaso. Entonces, ¿cómo esperan los científicos lograrlo esta vez? Y ¿qué buscan investigar?

Los Emiratos Árabes miran a Marte

La histórica primera misión de Emiratos Árabes a Marte despegó de Japón en julio del 2020. La sonda explorará la atmósfera del planeta rojo, algo que no se ha hecho en ninguna misión anterior a Marte.

En particular, los científicos creen que puede contribuir a nuestra comprensión de cómo el planeta perdió gran parte de su aire y, con él, gran parte de su agua.

A diferencia de las misiones chinas y estadounidenses, Hope no aterrizará en Marte, sino que orbitará el planeta durante al menos un año marciano, o 687 días. Se espera que sus datos comiencen a llegar a la Tierra en septiembre.

Pero antes de eso, la misión deberá realizar una maniobra arriesgada para quedar atrapada en la órbita de Marte, una fase descrita por los expertos como "crítica y compleja" y que se espera que dure hasta abril.

China también quiere explorarlo

La primera misión de exploración de Marte de China, llamada "Preguntas al cielo", en realidad no aterrizará hasta dentro de tres meses. Esto permitirá a los ingenieros evaluar las condiciones atmosféricas del planeta antes de intentar lo que será un descenso peligroso.

Para aterrizar en Marte, los científicos deben afrontar el desafío de reducir la velocidad de entrada, que es de 20.000 km/h, a casi la velocidad en la que camina un humano para el momento de "bajar las ruedas".

China espera aterrizar su dispositivo de 240 kg en una llanura dentro de la cuenca de impacto Utopía en mayo.

"Las tres naves espaciales enfrentan desafíos tremendos, incluidos los infames "7 minutos de terror", el tiempo que tarda una nave espacial en bajar desde la parte superior de la atmósfera del planeta al suelo".

El robot, impulsado por paneles solares desplegables, estudiará la geología de la región, en la superficie y justo debajo de ella.

Un mástil alto lleva cámaras para tomar fotografías y facilitar la navegación. Cinco instrumentos adicionales ayudarán a evaluar la mineralogía de las rocas locales y buscarán hielo de agua.

A los científicos chinos les gustaría que el robot estuviera en servicio al menos 90 días. Hasta ahora, solo los estadounidenses han logrado llevar a cabo operaciones de larga duración en Marte (las misiones soviéticas Mars-3 y Beagle-2 de Europa duraron poco tiempo).

La habitabilidad no significa que estos planetas definitivamente tengan vida, simplemente las condiciones que serían propicias para la vida

¡Hay dos docenas de planetas más cómodas para vivir que la Tierra!

Leer más