Exclusivo
Actualidad

Propietario de una clínica de rehabilitación fue acribillado en Nobol

El hombre de 36 años, se dirigía en una bicicleta por la avenida principal de la ciudadela Los Pinos, y a pocas cuadras de llegar al domicilio de su suegra fue acribillado por un desconocido.

Imagen descarga (1)
El cuerpo fue entregado a las autoridades para las investigaciones.Édgar Romero

Sentada al pie de la puerta de ingreso a la morgue de Daule, Mónica Villamar, recordaba todos los momentos felices que paso desde hace 6 años con su conviviente Lizardo Jiménez, quien cerca de la media noche del miércoles 20 de diciembre fue acribillado en la ciudadela Los Pinos, a 500 metros del municipio de Nobol.

El hombre de 36 años, se dirigía en una bicicleta por la avenida principal de la ciudadela Los Pinos, y a pocas cuadras de llegar al domicilio de su suegra fue acribillado por un desconocido. El criminal le propinó tres disparos que se alojaron en el cráneo y en la pierna izquierda, que lo dejaron sin vida. Luego de disparar, el hombre se dio a la fuga ante la mirada atónita de los moradores.

Mónica Villamar Bajaña de 40 años, con su voz entrecortada confirmo a EXTRA, que en la mañana del miércoles 20 de diciembre fue la última vez vio a su esposo con vida.

Jiménez tenía una clínica de rehabilitación en el recinto Magro de Daule. Hasta el momento los familiares de la víctima no presentaban la respectiva denuncia ante el ministerio público, sin embargo la fiscal Carolina Ruíz, continuaba las investigaciones de oficio.

El doctor Manuel Brines Macías, forense de Daule, quien practico la autopsia de ley, manifestó que la muerte de Jiménez fue por dos disparos en su cráneo y un tercero en la pierna izquierda.