Exclusivo
Actualidad

El fin de la Semana Santa dejó un crimen en Milagro y otro en El Empalme

Un drama desgarrador protagonizó la madre de una de las víctimas, quien le imploraba a Dios que por ser Sábado de Gloria,  levante a su hijo

pelusa
Jorge Campoverde Peñafiel fue asesinado en el cantón Milagro.Miguel Laje

Arrodillada y abrazada al cadáver de su hijo, llorando una mujer le imploraba a Dios que por ser Sábado de Gloria le haga el milagro y lo levante del suelo donde cayó abatido a balas, en El Empalme.

Pero ella no fue la única que atravesó por este dolor de perder a su ser querido. Horas antes, en otro cantón de la provincia del Guayas, también se vivía un drama por el asesinato de un motorizado.

Adiós Pelusa

Eran las cinco de la tarde del sábado 3 de abril cuando las detonaciones de un arma de fuego alertaron a los moradores de la calle Bucay, en el sector Banco de la Vivienda, al norte del cantón Milagro. Se trataba de los disparos que cegaron la vida de Jorge Campoverde Peñafiel, conocido en esa zona como Pelusa.

Dos tipos en moto fueron divisados mientras huían despavoridos, dejando al hombre de 62 años agonizante a un costado de la lastrada calle, junto a su inseparable motocicleta.

Los moradores no dudaron en acercarse hasta donde estaba la víctima y pidieron ayuda inmediata. Sin embargo, cuando la ambulancia llegó Pelusa ya estaba sin signos vitales.

“No lo puedo creer, él era una buena persona. Nunca lo vimos en malos pasos”, comentó uno de sus vecinos, quien también alegó que durante el tiempo que lo conoció, Pelusa siempre se dedicó a trabajar en su taller de pintura, ubicado a una cuadra de distancia del sitio donde fue asesinado.

“Él era un buen latero. Incluso le llevé mi carro para que me lo arreglara”, dijo entristecido Wilson Sánchez, otro de los habitantes que lamentó lo sucedido.

Una hora después del crimen, cuando el cadáver era levantado para llevarlo a la morgue, apareció un hermano del occiso, pero no supo qué decir ante lo ocurrido. De la impresión de ver a su pariente muerto no se acordaba ni su identidad.

"Él era un buen latero. Incluso le llevé mi carro para que me lo arreglara”.
Wilson Sánchez, morador

Contradicciones entre vecinos y Policía

Los comentarios positivos que hicieron los moradores sobre Campoverde contradijeron a la opinión del jefe policial, Diego Pavón, quien informó que la víctima es supuestamente una baja más de la disputa de territorio por microtráfico que mantienen Los Choneros con Los Lagartos.

Agregó que el asesinato fue en ese sitio debido a que Pelusa habría evitado un control policial en un sector cercano y eso fue aprovechado por sus verdugos.

Según la base de datos de la Policía, Campoverde Peñafiel registra cuatro detenciones por robo, tenencia de sustancias sujetas a fiscalización, entre otros delitos.

Súplicas al aire

Los ruegos de una madre eran desgarradores en el sector Atilio Vélez Aray, del cantón El Empalme, donde sicarios asesinaron a su hijo Luis Triviño, de 18 años.

La progenitora, al momento que balearon a su vástago, en el intento de cubrirse recibió un disparo en su pie, sin embargo, solo se puso una venda y no paraba de gritar que lo quería vivo y no muerto.

En medio de sollozos refería que sabía que andaba con malas amistades, pero que no era justo que lo asesinaran de esa forma.

Luego se arrodilló junto al cuerpo y le rogaba a Dios que le haga el milagro de levantarlo. “Por favor Dios, hoy es Sábado de Gloria, ayúdame”, imploraba la mujer.

El hecho sangriento ocurrió a eso de las 21:00 del sábado 3. Los antisociales aprovecharon la soledad de la zona debido al toque de queda para descargarle, al menos, cinco disparos en la cabeza que le causaron la muerte.

La progenitora relató a los agentes policiales que su hijo permanecía tranquilo afuera de su vivienda, cuando de repente llegaron dos hombres vestidos de negro y en un parpadeo sacaron un arma de fuego y le propinaron los disparos.

El jefe encargado del circuito El Empalme, Luis Vásconez, refirió que los sicarios habrían ingresado encapuchados en la vivienda para asesinarlo. Además, indicó que no se originó ningún tipo de robo por lo que las investigaciones determinarán si es que se trató de alguna venganza. (ML/DV)