Exclusivo
Actualidad

Le dieron cacería para matarlo

El hombre de 48 había ido a trabajar la noche del viernes. A su salida del turno nocturno, el sábado lo asesinaron.

Foto de Sistema Granasa
La Policía encontró el cuerpo al costado de la vía del recinto Jujanillo, en la parroquia Isla de Bejucal.Fotos: Tatiana Ortiz / EXTRA

Faltaban veinte minutos para las 08:00 y Alida Carriel esperaba ayer a su marido en casa con el pan para el desayuno pero Fersi Wladimir Bravo Veloz, de 48 años, no llegó en el horario acostumbrado. La mujer empezó a llamarlo insistentemente al celular, hasta que un agente le contestó y le dijo que su esposo estaba muerto.

En ese instante Alida salió de su domicilio, ubicado en la ciudadela San Nicolás 2 del cantón Vinces, para ir en busca del cadáver de su amado, que fue trasladado a la morgue de Babahoyo. Durante el viaje la dama se enteró que a Fersi lo asesinaron, mientras se dirigía a su casa después de entregar la guardia en la hacienda donde laboraba.

Según un agente encubierto de la Dinased, el cuerpo del celador fue encontrado entre la maleza, al costado del carretero del recinto Jujanillo perteneciente a parroquia Isla de Bejucal del cantón Baba. La víctima presentaba cuatro disparos: tres en la espalda y uno en el ojo izquierdo. Se presume que iba conduciendo la moto cuando fue agredido y por ello perdió pista hasta caer en la cuneta.

La esposa del difunto dijo que su marido jamás tuvo una amenaza de muerte y desconoce quién pudo acabar con su vida de esa manera. A Carriel no se le llevaron sus pertenencias y tampoco la motocicleta color rojo de placa HB902J en la que se movilizaba todos los días al trabajo.

Según Alida su marido salió a las 16:00 del viernes para cumplir con la guardia nocturna en la hacienda donde trabajaba. Pero después del relevo de ayer, al parecer dos hombres le dieron cacería hasta que saliera del predio y lo siguieron para matarlo.

El último contacto telefónico que Alida tuvo con su marido, fue la noche del viernes cuando la llamó a preguntarle si su hijo había llegado del trabajo. “Yo le dije que no se preocupe que nuestro hijo llegaría en cualquier momento y así fue”, recordó la mujer.

La pareja compartió 28 años juntos y procrearon tres hijos. Los restos de Fersi fueron trasladados la tarde de ayer al cantón Vinces de donde era oriundo.

Dato

4 disparos presentaba el cuerpo de Bravo Veloz.