Exclusivo
Actualidad

Exfutbolista mexicano Cuauhtémoc Blanco levanta huelga de hambre

Tras 36 horas de ayuno la exestrella del fútbol mexicano y actual alcalde de la ciudad de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, levantó este domingo 18 de diciembre la huelga de hambre que mantenía contra el juicio político que busca destituirlo del cargo.

CUAUHTÉMOC BLANCO INICIA HUELGA DE HAMBRE PARA PROTESTAR CONTRA JUICIO POLÍTICO
Blanco protestaba contra el juicio político aprobado en su contra debido a presuntas irregularidades en su registro como candidato en las elecciones de 2015.EFE

Tras 36 horas de ayuno la exestrella del fútbol mexicano y actual alcalde de la ciudad de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, levantó este domingo 18 de diciembre la huelga de hambre que mantenía contra el juicio político que busca destituirlo del cargo.

Blanco Bravo anunció que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), concedió “una suspensión temporal”, que si bien no impide que el tribunal de justicia del estado de Morelos continúe el juicio iniciado por el congreso local en contra suya, sí impide ejecutarla.

Hasta el momento Cuauhtémoc Blanco ha enfrentado tres procedimientos que pretenden removerlo de la alcaldía: una revocación del mandato, una suspensión y un juicio político.

En todos los casos la Suprema Corte ha impedido que se ejecuten las sentencias de destitución, hasta que la misma SCJN no resuelva si, como argumenta el congreso de Morelos, Blanco no cumplió con los requisitos de elegibilidad para ser alcalde de Cuernavaca.

Cuauhtémoc Blanco, sin experiencia política previa, ganó sorpresivamente y con una cómoda ventaja de seis puntos respecto al segundo lugar, la alcaldía en las elecciones de 2015 para un periodo de tres años.

Desde el inicio de la campaña se dijo que el minoritario Partido Socialdemócrata (PSD) contrato al futbolista para atraer los votos suficientes que pide la ley para mantener el registro.

Los involucrados negaron la existencia de dicho contrato hasta que Cuauhtémoc Blanco despidió del gobierno a los dirigentes del PSD, quienes publicaron el contrato mediante el cual se comprometían a pagar al futbolista 345.451 dólares estadounidenses, entre otras prestaciones, por ser candidato.

A partir de ese momento las fuerzas políticas iniciaron los intentos de destituir al emblemático jugador del centenario Club América, arguyendo que no cumplió con los requisitos de ley para ser candidato.