Cubanos protestan por la venta de mascarillas en dólares
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Cubanos protestan por la venta de mascarillas en dólares

“La salud cubana no es gratis, es la más cara del mundo”, escribió en redes sociales uno de tantos isleños molestos, pues allí la gente gana en pesos

cuba
Habitantes de la isla utilizando mascarillas contra la Covid-19.cortesía

Hay indignación entre muchos cubanos por la venta de mascarillas, únicamente en dólares, en la tienda 31 y palante, del municipio de Caibarién, en la provincia de las Villas. Y así lo expresan a través de las redes sociales como Twitter.

El Nuevo Herald de Miami se hace eco de estas protestas y reseña  que periodista cubano Mario J. Pentón compartió una imagen de la comercialización en Moneda Libremente Convertible (MLC) de esos artículos, que son esenciales para protegerse contra el COVID-19.

“¿Dónde están las mascarillas para el COVID-19? En las tiendas en dólares de Caibarién. Cada mascarilla a 20 centavos de dólar. No solo es un robo. Es un crimen. Los cubanos no tienen como ganar dólares con un trabajo honrado”, escribió Pentón en Twitter.

“La salud cubana no es gratis, es la más cara del mundo”, comentó otro usuario de dicha red social.

“Que descaro el de la dictadura, como ping… estos hijos de p… pueden justificar estas cosas y lo peor no es eso, de ellos (régimen) sabemos que esperar y es hasta la muerte, pero de la gente que los apoya y defiende hacen juego! Diosss”, exclamó un usuario bajo el nombre de Deshollinador.

En la isla, el régimen solo paga a los trabajadores en pesos cubanos por lo que se hace muy difícil adquirir este tipo de productos en las tiendas de moneda extranjera. La única solución que encuentran es acudir a las tiendas particulares donde el precio de las mascarillas varía de entre 15 y 20 pesos cubanos (alrededor de 80 centavos de dólar) que sería cuatro veces el precio o más de lo que cuestan en las tiendas en MLC, según la conversión establecida por el gobierno de la isla. 

También están las personas que optan por crear sus propias mascarillas con algún pedazo de tela de una playera o blusa que ya no usen.

Una trabajadora de las tiendas CIMEX le comentó a el Nuevo Herald de forma anónima, por miedo a represalias, que lo que está haciendo el “gobierno” es un “abuso”.

“Tu ves todas esas mascarillas, todas estaban supuestas a ser donación, pero una vez más el gobierno pone por delante el dinero antes que la salud del pueblo”.