Exclusivo
Actualidad

Cuenca cumple con fe y religiosidad el Pase del Niño Viajero

Quinientos mil feligreses desfilan en procesión junto a la advocación de Niño Dios.

Imagen cuenca niño 4

Rodeado de flores y bajo el abrigo de la espiritualidad y devoción de los ciudadanos, se cumple en Cuenca el Gran Pase del Niño Viajero. ´Es el Niño Dios; Viva el Niño Viajero´ son los gritos con los que emocionados miles de feligreses acompañan a la imagen en la posesión por la calle Simón Bolívar, en el centro histórico de Cuenca. Es que es veinticuatro de diciembre; 57 años que Cuenca mantiene la tradición religiosa más importante de Latinoamérica.

Fue luego de la misa celebrada en la Catedral de la Inmaculada, donde comenzó el desfile con la presencia de algo más de doscientos mil devotos; en su gran mayoría niños y adolescentes sobre caballos y carros alegóricos, vestidos de mayorales, gitanos, cholos, cayambeñas, cañarejos y otros personajes ancestrales del país y figuras que la Biblia reseña en el pasaje del Nacimiento de Jesús.

▶Lee: ¡Buseros navideños!

La imagen salió en procesión desde San Sebastián, oeste de Cuenca. Le acompañan músicos, bandas de pueblo, grupos de danza y unos 400 carros alegóricos, poniendo de manifiesto ante los turistas y visitantes, la forma de celebrar la navidad que tienen los morlacos. La procesión culminará a las 17h00 con el brindis con chicha de jora y la entrega de un pan de pascua a cada uno de los niños y adolescentes participantes.

Patrimonio Inmaterial

El Pase del Niño Viajero es desde el 2009 Patrimonio Natural y Cultural Inmaterial del Estado, y se encamina a conseguir un título mundial, señala el Concejal Iván Abril, presidente de la Comisión de Cultura del Municipio de Cuenca. Explicó el edil, que se preparan los documentos históricos, antropológicos y religiosos para solicitar a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (por sus siglas en inglés) UNESCO, incluya al “Pase del Niño Viajero en la lista Mundial de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.