Exclusivo
Actualidad

En Azuay, crían cuyes para no migrar

La cría de cuyes fortalece al campesino y evita la migración hacia la ciudad

Imagen cuyes
La cría de cuyes fortalece al campesino y evita la migración hacia la ciudadEXTRA

En Azuay, el ‘Plan Cuy’ se ha convertido en el facilitador para que los pobladores de la ruralidad no migren a la ciudad ni al extranjero. El proyecto lo maneja la empresa AgroAzuay de la Prefectura, cuyo trabajo se complementa con mecanización agrícola, capacitación y asistencia técnica en la cría de animales menores.

En la parroquia de Pijilí (al sur de Cuenca), María Chaca, de 45 años, refirió que “gracias al proyecto de microemprendimiento con la cría de cuyes” junto a su esposo José Nacipucha (52) han visto la oportunidad de incrementar los ingresos familiares y mantenerse en su tierra. El plan consiste en la entrega gratuita de crías de cuyes de genética mejorada, cuya producción se expende en los mercados de los cantones Santa Isabel y Cuenca.

“El cuy es muy apetecido en la zona austral. Es el plato típico que se come con papas y mote, se vende muchísimo. Eso nos da la garantía para quedarnos en la tierra que no vio nacer y no emigrar a la ciudad o el extranjero, nuestro sustento, más aún cuando en el exterior ya no hay ni trabajo”, sostuvo Joaquín Lema, de la comuna de San José, en Pijilí. Él es otro campesino dedicado a la cría de estos animales.

En la localidad de Pijilí, el jueves 20 de octubre, se entregaron 253 crías de cuyes de genética mejorada a microproductores de las comunidades San José, Trinchera y La Natividad. Cada familia recibió 10 hembras y un macho, los cuales están destinados a la reproducción para mejorar la raza y con ello generar ingresos económicos. Todo está dentro del proyecto Plan Cuy.

Dos entregas similares se hicieron en mayo, en los cantones de Paute, Sígsig y Chordelég. El presidente de la Junta Parroquial, Marcelo Vázquez, opinó que el proyecto en su comunidad se ha fortalecido. “Al producir cuyes de alta genética, son más grandes, más sabrosos a la hora de consumir, se ha incrementado también el precio de la cría en pie, de 8 dólares a 15 y 17 dólares, eso siembra de esperanza a los campesinos para surgir económicamente y solventar los gastos de vivencia”, dice. “Somos microemprendedores, hemos decidido quedarnos en nuestra tierra, y no migrar hacia el exterior u otras ciudades, pensando que, con la ayuda y colaboración de los organismos estatales y privados, nos permitirá mejorar nuestras condiciones de vida”, comentó Marcelo Vázquez.

Eduardo Idrovo, gerente de AgroAzuay, explicó que los campesinos reciben asistencia técnica en sus huertos para mejorar los cultivos en la zona. También cuentan con un espacio en la Feria de Emprendedores todos los sábados y domingos, lo que les permite vender sus frutos de forma directa a los consumidores tanto de Cuenca como del mismo cantón.