Exclusivo
Actualidad

Caso David Romo: Lo habrían asesinado en una clínica de rehabilitación

El testigo manifestó a las autoridades de justicia que rendía su versión para que la madre de David se entere de lo acontecido en la clínica de Rehabilitación Unión y Esperanza.

Imagen (24101224)
Alexandra Córdova (izq), madre de David.Archivo

La tarde de este martes 21 de noviembre, en la Casa de Justicia de la Fiscalía, rindió testimonio anticipado, el testigo protegido en el caso que se investiga la desaparición de David Romo.

La diligencia judicial se instaló a las 15:00, con la presencia del juez, la fiscal, abogados de las personas detenidas y del jurisconsulto que lleva la causa de Romo.

El testigo manifestó a las autoridades de justicia que rendía su versión para que la madre de David se entere de lo acontecido en la clínica de Rehabilitación Unión y Esperanza, ubicada en el sector de Pisulí, norte de Quito, a donde habría sido llevado el muchacho.

En sus declaraciones, el testigo manifestó que Romo estuvo en ese lugar de rehabilitación que también servía como centro de acopio de droga y que los internos eran obligados a expender el estupefaciente en distintos sitios de la capital.

Además, informó que el muchacho fue asesinado en el patio de la clínica y después de unos días el cuerpo en pedazos fue llevado a una casa en el sector de Ponciano, donde lo habrían incinerado con un soplete, utilizando nueve tanques de gas.

Alexandra Córdova, madre de David, quien desapareció la noche del 16 de mayo de 2013, manifestó que “la diligencia me dejó muchas más dudas de las que ya tenía, sobre todo me llama la atención de que no están involucradas absolutamente todas las personas y será en enero cuando termine la instrucción fiscal, que conozcamos cuál es la verdad de lo sucedido con mi hijo”.