Exclusivo
Actualidad

Que el décimo no se te haga ‘humo’ este diciembre

Aunque destino final de este rubro dependa de la situación económica del trabajador, las personas suelen emplearlo para cubrir deudas previamente adquiridas, compras propias del mes, como regalos para los menores, etc.

Imagen dinero-calculadora-taxes
Esta remuneración puede ser pagada por las empresas máximo hasta el 24 de diciembre.Visual hunt / CC BY-SA

El décimo tercer sueldo o ‘bono navideño’, es un beneficio que los trabajadores bajo relación de dependencia reciben y es equivalente a la doceava parte de las remuneraciones que hubieren percibido durante el año calendario.

Esta remuneración puede ser pagada por las empresas máximo hasta el 24 de diciembre.

Para el cálculo del décimo se debe tomar en cuenta el periodo comprendido desde el 1 de diciembre del año anterior al 30 de noviembre del año en curso.

Si no ha completado el año completo de trabajo en la empresa, de todos modos tendrá derecho a recibir un proporcional del décimo de acuerdo al tiempo que tenga laborando.

Los parámetros para calcularlo son la remuneración básica, horas extras y comisiones; después de sumar estos ítems, el resultado se divide para 12 y el total de esta operación es la cantidad que deberá recibir el trabajador.

Tenga en cuenta esto:

- Las vacaciones no forman parte del cálculo para el décimo tercer sueldo.

- Si mensualizó su pago del décimo, recibirá entre los doce meses del año un proporcional del total de su remuneración.

- Para acumular o mensualizar el décimo, el trabajador deberá remitir una solicitud a su empleador indicándole el modo en que quiera recibir esta remuneración. Este formulario deberá entregarse en el mes de diciembre para ambos casos.

- El décimo se excluye para otras operaciones como cálculo del impuesto a la renta, pago de aportes al IESS, determinación de fondos de reserva y jubilación, y pago de indemnizaciones y vacaciones.

¿Qué hacer con el décimo?

Aunque destino final de este rubro dependa de la situación económica del trabajador, las personas suelen emplearlo para cubrir deudas previamente adquiridas, compras propias del mes, como regalos para los menores, etc.

Para el economista y analista, Holger Ramos, el uso del décimo se basa en la economía del comportamiento (toma de decisiones y evaluación) que tenga la persona y su familia.

En su opinión, por lo general, el rubro del décimo va destinado para prioridades como alimentación, estudios, salud y hogar.

La situación económica actual es otro factor que, según Ramos, influye a que este dinero sea destinado a cubrir necesidades, pagar deudas, entre otras, que no permiten a las personas ahorrar.

Respecto al tema de la mensualización explica que la decisión se toma en función de las necesidades. “No creo que sea porque quiera gastarse, sino más bien porque desean tener un liquidez extra para hacer un gasto necesario” indica.

En el caso de la acumulación de este valor menciona que se destina para gastos, no necesariamente en inversión, y también pagos de deudas; otras personas con mayor posibilidad económica procuran depositarlo para ganar intereses.

Entre las recomendaciones que el economista sugiere al momento de destinar el décimo, se debe considerar satisfacer las necesidades reales y prioritarias de la familia.

Agrega que no importa el nivel de ingreso que tenga con tal de que se ahorre una parte de este valor, siempre y cuando se haga sin afectar los gastos principales.

Si se mensualiza, crearse un fondo, mediante la apertura de una cuenta de ahorros, destinado para guardar parte de este décimo y que sirva para cubrir alguna necesidad inmediata.