Exclusivo
Actualidad

Quito, la 'carita del crimen'

Homicidios y robos se convirtieron en el ‘pan de cada día’ de los quiteños. Un comité de seguridad pretende luchar contra la delincuencia.

CRÍMENES
La ‘pareja del terror’ fue capturada cuando quería fugarse del país.Karina Defas

El lechero al parecer no quiso entregar el ‘canguro’ (bolso) con el dinero recaudado durante el día y su atacante disparó al aire para advertirlo. Ambos forcejearon por varios segundos hasta que el delincuente abrió fuego en contra del trabajador, quien murió antes de que llegara la ambulancia.

El homicidio se registró en La Ferroviaria, sur de la capital, la tarde del jueves pasado. La víctima, Jorge García, de 46 años, era querido por sus vecinos.

RELACIONADAS

Con este caso, en lo que va de diciembre, en Quito se han presentado cuatro muertes violentas por diferentes causas y cinco apuñalados se recuperan en un centro hospitalario, según la Policía.

CRÍMENES
La víctima fue atendida por una paramédico del barrio, pero no logró sobrevivir.Cortesía

Esto, sumado a la captura de la ‘pareja del terror’ y a la viralización en redes sociales de videos donde se muestran robos a personas, generó pánico a los capitalinos. Muchos de ellos cancelaron sus salidas por las fiestas de fundación (486 años) y no fue por culpa del coronavirus, sino de la inseguridad que se vive.

Margarita Sanguano tiene una tienda cerca del lugar donde mataron al repartidor de leche. Cuando escuchó los tiros, ella cerró la puerta de su local y se escondió entre los víveres.

El Comité de Seguridad de Quito se reunirá cada quince días para evaluar los resultados y buscar nuevas acciones.

El asesinato de su vecino le impactó y enfatizó que, a falta de patrullajes policiales, “debemos unirnos los moradores para combatir contra la violencia”.

Y así lo hicieron decenas de habitantes en el norte. Mientras en la ‘Ferro’ levantaban el cuerpo de García, en unas invasiones cerca de Ciudad Bicentenario, unas 200 personas lincharon a un ciudadano de nacionalidad dominicana hasta matarlo. La razón, supuestamente la víctima robó un camión en Carapungo. Hubo tres detenidos.

CRÍMENES
Policías levantan el cadáver del extranjero asesinado a golpes.Cortesía

Zonas densas

Los delitos registrados en la capital obligaron a las autoridades a crear un Comité de Seguridad para contrarrestar la delincuencia común y la violencia social, como lo están haciendo en Guayaquil.

En el caso de Quito, los datos del Ministerio de Gobierno señalan que desde junio, cuando se relajaron las restricciones por la propagación del COVID-19, hasta octubre se registraron 53 homicidios en el territorio capitalino.

De ese total, el 85 % se concentra en el centro-sur, en los distritos de policía Manuelita Sáenz, Eloy Alfaro y en Quitumbe. En los dos primeros hubo 14 casos en cada uno y en el tercero 10. El resto de homicidios se distribuye en los distritos de La Delicia, Calderón y Eugenio Espejo.

Para Patricio Pazmiño, ministro de Gobierno, este tipo de hechos son considerados como violencia interpersonal, los mismos que, según la Policía, son provocados por el consumo de bebidas alcohólicas.

Es por eso que se intensificarán patrullajes en los barrios en donde se han registrado muertes violentas que conmocionaron a la población, entre esos están La Ecuatoriana, Chilibulo, Carapungo, Solanda y Barrionuevo. En este último, la semana pasada asesinaron de un disparo en el pecho a un lojano por no dejarse robar el celular.

‘Choros’ en la mira

Eran las 18:00 de un viernes, día y hora en los que más robos ocurren en la capital. Édgar Guevara regresaba a su casa por la avenida La Ecuatoriana, en el sur. Cuando llegó cerca de un supermercado fue interceptado por tres hombres y una mujer. Le pidieron el dinero, pero Édgar se resistió. Uno de ellos le disparó por la boca.

El robo con violencia es otro de los delitos que fueron tratados en la primera reunión del comité. En los últimos meses las cifras han aumentado de a poco. En junio, cuando se cambió el color del semáforo a amarillo se registraron 257 robos a personas y en octubre hubo 475. Es decir, incrementaron 218 casos de este tipo.

4,6 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, se registran en Quito, según el Ministerio de Gobierno.

Uno de los barrios más conflictivos es precisamente La Ecuatoriana. Ante esto, el jefe del circuito, el capitán Carlos Almeida, se preparó para combatir a la delincuencia. “La particularidad es que en la mayoría de casos los pillos están armados con pistolas y atacan violentamente a sus víctimas”.

El oficial indicó que una de las medidas que ha dado más resultado para combatir las fechorías fue crear chats comunitarios para cada barrio. “Esto ayuda a que las alertas lleguen más rápido”.

La venta de licor en la capital estuvo prohibida. Tampoco se podrá vender en Navidad ni fin de año.

Almeida señaló que en los próximos días se dará un golpe a una de las bandas criminales que han generado zozobra en la población.

La lucha en las calles

Para combatir esta ola de violencia y prevenir delitos, las autoridades municipales destinaron 4.460 agentes de los cuerpos de seguridad y emergencia. A este contingente se sumarán 300 policías en los próximos días.

Además se instalarán 315 cámaras de videovigilancia que serán monitoreadas por el ECU-911.

EXTRA envió ocho preguntas dirigidas al general Alain Luna, comandante del Distrito Metropolitano de Quito, sobre la inseguridad que vive la ciudad, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Parte del cuestionario:

- ¿Son suficientes los policías según la cantidad de habitantes?

- ¿Cómo están distribuidos los agentes en los 9 distritos?