Exclusivo
Actualidad

Tenían caja fuerte lista para abrirla

Desde la central de emergencias, pasadas las once de la mañana, le reportaron de la anomalía en el sitio y ante las sospechas, los uniformados actuaron.

DETENIDOS CON CAJA FUERTE

Cuando unos policías se aproximaron a la avícola, ubicada en la calles Novena y Colón, sector oeste de Guayaquil, por las sospechas de un asalto, un tipo que estaba en la puerta del local le dijo: “no sucede nada”. Con esa frase quiso evadir la acción de los uniformados, pero uno de ellos, a través del vidrios, se percató que había una caja fuerte en el piso, dentro del establecimiento.

Desde la central de emergencias, pasadas las once de la mañana, le reportaron de la anomalía en el sitio y ante las sospechas, los uniformados actuaron.

Rápidamente sometieron al sospechoso e ingresaron al local de venta de productos cárnicos y sorprendieron a dos tipos que con armas de fuego amenazaba a unos empelados a los que tenía amarrados de manos, en el piso.

Los presuntos delincuentes fueron desarmados y junto con el otro llevados a la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía, y ante el fiscal Juan Camposano presentaron a los apresados cometiendo el delito, así como las evidencias, dos armas y dos celulares y la pesada caja fuerte, que entre tres agentes ingresaron a la dependencia fiscal.

Tras conocer la forma cómo se interrumpió el asalto, el fiscal Juan Camposano dispuso el reconocimiento de evidencias, así como revisar el interior de la bóveda de seguridad, acto que se cumplió en presencia del propietario del establecimiento.

El agente a cargo de la investigación le indicó al funcionario que los tipos había ingresado, como supuestos clientes a comprar y dentro sacaron las armas y apuntaron a los trabajadores que realizaban su jornada dominical.

El propietario del establecimiento acudió a la Fiscalía, donde presentó la denuncia y presenció el reconocimiento de las evidencias y los tres sospechosos, de 28, 29 y 25 años de edad, fueron retenidos hasta presentarlos en audiencia ante un juez de turno.

El fiscal Juan Camposano dispuso el reconocimiento de evidencias, así como revisar el interior de la bóveda de seguridad.