Exclusivo
Actualidad

Los demócratas son burros y los republicanos elefantes

Los dos partidos políticos más grandes de EE.UU. tienen íconos y colores que los representan.

Imagen democratas_vs_republicanos
El rojo identifica a los demócratas y el azul a los republicanos.Alto Nivel

Tradicionalmente cada partido tiene su propio color característico. En las elecciones de Estados Unidos se puede fijar la mirada en un mapa donde se distingue de rojo a los estados donde ha sido victorioso el partido republicano y de azul donde gana el demócrata. Toda la publicidad realizada en periodo de campaña se efectúa con este tema, de esa manera se mueve el marketing electoral estadounidense. Pero ¿como se establecieron estos colores?

La primera vez que se le atribuyó el rojo al republicano y el azul al demócrata fue en 1972 durante las elecciones entre el republicano Richard Nixon y el demócrata George McGovern. La televisión ya era a color y algunos canales televisivos indicaron con colores los mapas en la noche electoral. En la elecciones de 1976 colocaron el color amarillo para distinguir los estados que votaron a favor del republicano Gerald Ford, que perdió contra el candidato demócrata Jimmy Carter.

No fue hasta las elecciones de 1996 cuando se manifestaron frases como ‘red states’ y ‘blue states’ para identificar los dominios electorales de republicanos y demócratas. Algo, que se repitió en el 2000 durante las elecciones de George Bush y Al Gore. Periódicos como The New York Times y USA Today imprimieron por primera vez los mapas de color rojo y azul.

Por otra parte, los íconos del partido, el burro de los demócratas y el elefante de los republicanos, son una historia distinta. En 1820 la imagen del asno demócrata surgió cuando los rivales del candidato demócrata Andrew Jackson se burlaban llamándole ‘jackass’ o asno. El demócrata uso ese argumento en sus carteles electorales y ganó ante el republicano John Quincy Adams.

Thomas Nast, que era un republicano y reconocido ilustrador, estableció la imagen del partido con un elefante de gran tamaño sobre el que decía ‘el voto republicano’, que miraba enojado a un burro demócrata. Nast décadas después difundió la imagen de ambos animales como los íconos de los dos grandes partidos estadounidenses, que hasta la fecha son representados por esos símbolos.