¡Le llenaron los pulmones de detergente en el hospital y murió!

Exclusivo
Actualidad

¡Le llenaron los pulmones de detergente en el hospital y murió!

En un hospital de Reino Unido, el personal médico se equivocó de líquidos en una intervención y colocaron detergentes para esterilizar indumentarias en los pulmones de un paciente.

Imagen surgery-79584_960_720
Referencial. El hombre fue ingresado al hospital tras sufrir un accidente vial.Pixabay

William Hannah, de 68 años, paciente en Reino Unido, había sufrido un accidente vial que lo dejó muy grave, por el cual fue ingresado de urgencia al hospital Salford (condado de Gran Mánchester). Allí falleció porque sus pulmones fueron limpiados con detergente.

De acuerdo a la información de Daily Star, el hecho habría ocurrido el año pasado en el mes de septiembre, pero recientemente el caso se dio a conocer tras una larga investigación.

El suceso ocurrió luego que el anciano ingresara a la sala del hospital de la localidad tras ser atropellado por un automóvil. Tras los primeros análisis, los doctores le diagnosticaron lesiones cerebrales y múltiples fracturas en el cuerpo.

Después de los chequeos médicos, Hannah fue enviado a la unidad de cuidados intensivos, donde debía mantenerse conectado a un ventilador pulmonar cuando su estado de salud empezó a deteriorarse a causa de una fuerte infección pulmonar.

Los doctores determinaron que el paciente debería ser sometido a una broncoscopia (un procedimiento que requiere de la introducción de una sonda en las vías respiratorias) por lo que notificaron a las enfermeras que limpiaran los pulmones con una solución salina.

Sin embargo, un error en el etiquetado de líquidos hizo que el personal confundiera la solución salina con un detergente especial que se utiliza para esterilizar las indumentarias medicas, según informó Daily Star.

La salud de Hannah rápidamente se deterioró hasta fallecer por una sepsis y colapso cardiovascular. Luego de lo ocurrido, las autoridades hicieron una exhaustiva investigación interna en la que concluyeron, un año después, que el fatal desenlace fue causado por una serie de errores humanos, incluidas distracciones durante actividades que requerían de mucha concentración.

Ante los resultados el personal del hospital ofreció disculpas a familiares y amigos de la víctima; además anunciaron que se tomarán las medidas de precaución para evitar futuras negligencias como esta.