Exclusivo
Actualidad

“¡El diablo anda suelto!”

El sospechoso del asesinato de Cristina, una mujer trans, sigue libre. No existe una boleta de captura en su contra, aseguran.

Crimen - Transexual - Quito
La madre de Cristina recibe asesoría psiquiátrica para superar la pérdida de su hija.GUSTAVO GUAMAN

Olga Rodríguez tiene miedo de encontrarse cara a cara con el sospechoso de asesinar a su única hija.

Cristina fue hallada sin vida en su domicilio, en el sur de Quito, el pasado 1 de noviembre. Tenía cuatro puñaladas. La policía realizó indagaciones del caso y determinaron que el sospechoso era la última pareja de la mujer trans.

Sin embargo, hasta la fecha todavía no emiten una boleta de captura en su contra, según Rodríguez, y los familiares de la víctima están ‘paniqueados’.

Una prima de Cristina comentó que vio caminar al implicado por el Centro Histórico. Incluso, el hombre habría ido a la peluquería de una amiga de la joven fallecida para vender sus cosas. “Está rematando sus joyas, su ropa y algunos adornos de ella”, comentó.

Don Antonio, pareja de Rodríguez, solo pide que den con el paradero del responsable. Según él, no pueden dormir bien porque “el diablo anda suelto”. Añadió que todavía no superan la partida de Cristina.

Desde el jueves acompaña a la señora a recibir terapias donde una psiquiatra, porque ella tiene delirios de ver al sujeto que victimó a su hija. También recibe medicamentos para controlar los cuadros depresivos.

La madre de Cristina recibe asesoría psiquiátrica para superar la pérdida de su hija.

Rodríguez confesó que nunca vio al sospechoso como alguien agresivo. Incluso, recordó que cada vez que lo veía, este le brindaba un plato de comida o le ayudaba a terminar los quehaceres domésticos.

Por ahora, la señora se asesoró con un abogado particular porque tiene dudas del proceso que lleva la Fiscalía.

Crimen - Transexual - Quito
Olga Rodríguez nunca creyó que el novio de su hija sería capaz de asesinarla.GUSTAVO GUAMAN

El día del asesinato de Cristina, personal de Criminalística recogió evidencias por más de cuatro horas, pero al parecer no fueron suficientes para vincular a la expareja de la víctima. Los agentes no hallaron el arma con la que se cometió el crimen. Miembros de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) señalaron que todas las pruebas están en la Fiscalía.

RELACIONADAS