COVID-19: Dieta ‘arcoíris’ fortalece su sistema inmunológico

Exclusivo
Actualidad

COVID-19: Dieta ‘arcoíris’ fortalece su sistema inmunológico

Especialistas coinciden en que una alimentación variada fortalece el sistema de defensas y evita complicaciones por COVID-19 en pacientes con enfermedades crónicas.

vidasana2 (1)
La dieta arcoíris ayuda al sistema inmune.Cortesía

Para fortalecer el sistema inmunológico y evitar mayores complicaciones cuando una persona se contagia de coronavirus, es ideal una dieta ‘arcoíris’ (alimentos de todos los colores).

Esto, sobre todo, si se trata de un paciente con enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión, obesidad y cáncer), cuyo riesgo de morir con COVID-19 es tres veces más alto.

Así lo confirma Manuel Baldeón, director del Centro de Investigación de Biomedicina de la Universidad UTE.

El especialista detalla que una alimentación variada y rica en vitaminas, minerales, proteínas y grasas insaturadas mejorará la salud de las personas. “Consideremos una menestra, algo típico y colorido: está el arroz que es carbohidrato, la lenteja que es proteína vegetal, y si va con un pescado, por ejemplo, tiene la proteína animal”, explica el médico especializado en nutrición.

Este platillo es muy completo porque, por lo general, va acompañado de tomate (vitamina A) y limón (vitamina C).

Dentro del laboratorio que Baldeón dirige se han realizado varios estudios en Pichincha sobre la calidad de vida de la población. El 37 % tiene hipertensión, el 42 % prediabetes (síndrome metabólico) y el 70 % de adultos obesidad.

Es por eso que enfatiza en la prevención y control de estas patologías, sobre todo ahora que los casos están en ascenso.

“El paciente debe evitar las salidas, mantener el distanciamiento social. Controlar bien su enfermedad, estar en constante vigilancia médica con el endocrinólogo o el cardiólogo. No puede descuidarse. La telemedicina juega un papel muy importante”, agrega.

dieta-mediterranea

¡Sírvete más dieta mediterránea, no te arrepentirás!

Leer más

Actividad física

Baldeón considera que el acceso temprano a la vacuna en esta población de riesgo y un cambio para bien en los hábitos de vida pueden evitar complicaciones y la muerte.

En esto coincide Carolina Andrade, especialista en medicina interna y en enfermedades inmunodeficientes.

Para ella, evitar el sedentarismo es una forma de mantener ‘a raya’ las enfermedades crónicas, incluso permite mitigar sus síntomas.

Aunque la crisis sanitaria actual ha restringido algunas actividades deportivas, Andrade recomienda hacer ejercicio, al menos, 30 minutos al día. Esto, además de fortalecer el sistema inmunológico, ayudará al paciente a mantenerse positivo. “Algo tan simple y económico como saltar la cuerda es una buena opción”, precisa.

Una situación que le preocupa es que en los últimos días ha visto a muchos pacientes jóvenes en las unidades de cuidados intensivos. “Menores de treinta que padecen hipertensión. Esto se debe a malos hábitos”.

Para la especialista, no existe otra forma de prevención que el control de las enfermedades crónicas, mantener la toma de medicamentos en orden y la vigilancia médica telemática. “También deben intensificar las medidas de bioseguridad: mascarilla, uso de alcohol, lavado de manos y sobre todo no tocarse la cara”.

Morado
Las frutas y vegetales morados son una buena fuente de antioxidantes. Combaten el envejecimiento prematuro y algunos tipos de cáncer. moras, ciruelas, higos, berenjenas y remolachas están en este grupo.

​Rojos
Sandía, tomate, pimiento rojo, fresas, manzanas rojas y frambuesas mejoran la memoria y la concentración. Además, disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se recomienda consumir de tres a cuatro porciones al día para mantenerse sano.

​Verdes y blancos
Los productos verdes, como aguacate, brócoli, acelga, pepino y lechuga, fortalecen el sistema inmunológico, ya que contienen ácido fólico. 
Y los alimentos blancos, como cebolla, coliflor, nabo y champiñones, reducen los niveles de colesterol y presión.

Amarillos
Los alimentos en estos tonos, al igual que los anaranjados, ayudan a mejorar la visión. También tienen sustancias que aceleran los procesos de cicatrización. Zanahoria, toronja, durazno, mandarina, papaya y piña son perfectos para estos fines.​