Exclusivo
Actualidad

El payaso Taxi Loco quiere sonreír al lado de sus ídolos toreros

El payaso Taxi Loco atraviesa una difícil situación personal y económica. Su mayor deseo es ver a Barcelona por primera vez en el Monumental y conseguir un trabajo estable.

DRAMA HUMANO DE PAYASO TAXI LOCO
Lleva tiempo en que cada vez le cuesta más sonreír.Álex Lima / EXTRA

El payaso Taxi Loco es un enamorado del fútbol desde chico. El equipo de sus amores es amarillo como el vehículo que incluye en su nombre artístico: “Soy barcelonista de corazón”, exclama mientras sostiene la bandera ‘torera’.

Su nombre real es César Zavala y a sus 55 años no ha tenido la oportunidad de gritar los goles de su equipo favorito. Ni como César ni como Taxi Loco ha podido experimentar en carne propia lo que se siente animar a los jugadores en el estadio Monumental.

Su gran sueño es poder conocer a los exarqueros Francisco Cevallos y Carlos Luis Morales; también caminar y compartir con los jugadores del equipo torero. “Quiero intercambiar camisetas y zapatos”, revela de manera jocosa.

Zavala tiene dos hijos por los que lucha día a día, a pesar de sus dificultades económicas. Actualmente, su hija de 3 años está internada en un hospital debido a una fuerte infección en las vías urinarias.

Otro de sus anhelos es poder estudiar arte y ganar un sueldo fijo para mantener su hogar. Aunque su situación financiera es compleja, Taxi Loco suele donar sus servicios a los padres que no pueden pagar por animar las fiestas sus pequeños.

“Dar alegría a los niños es algo que me motiva, me alienta”, comenta este padre de familia. Quienes deseen colaborar con este hombre pueden comunicarse al 0986191310 o al 0990214407.

Lee la historia completa del payaso Taxi Loco en la edición impresa —de este lunes 23 de octubre de 2017— de Diario Extra.