Exclusivo
Actualidad

¡Tres familias y ni una mamá!

Lleva más de 40 años de sufrimiento por no saber su origen. Ni siquiera conoce su verdadera identidad. Solo sabe que un día la dejaron bajo el cuidado de una supuesta tía y, a partir de entonces, empezó su periplo por varios hogares.

SENORA MARIA DEL CARMEN SOLIS
Patricia Fernández consuela a su progenitora.Jimmy Negrete / EXTRA

Lleva más de 40 años de sufrimiento por no saber su origen. Ni siquiera conoce su verdadera identidad. En su cédula de ciudadanía consta un nombre que alguna vez alguien le dijo que era el suyo.

María del Carmen Soliz Benalcázar no puede más con este desconcierto. Por eso acudió a EXTRA para que la ayuden a encontrar sus raíces. Pese a que estuvo en tres hogares, no tiene ningún pariente de parte de sus progenitores. Solo cuenta con sus tres hijos y dos nietos con quienes reside en Babahoyo, de la provincia de Los Ríos.

La mujer, que cree tener 49 años de vida, cuenta que es poco lo que recuerda de su infancia. “Me acuerdo que vivía con mis padres y mi hermana Marlene en una casa grande, donde nos dejaron con una mujer que nos decía que la llamemos tía. Ellos se fueron y nunca más los volví a ver”.

Esta señora la llevó con una familia de apellido Flores. Con ellos estuvo hasta que sufrió una caída y la dejaron abandonada en un hospital de Babahoyo. Allí, condolida por su situación, la acogieron los Acosta. En este segundo hogar se mantuvo otro tiempo hasta que, por trabajo, se fue con los Moreno, donde se terminó de criar.

Pero, antes de pasar por los dos últimos hogares, donde los Flores se enteró que sus padres se llamaban Antonio Soliz y Elvia Benalcázar, y que su verdadero nombre era Cruz Ivón Soliz Benalcázar.

Lee la historia completa en la edición impresa de EXTRA.