Exclusivo
Actualidad

El ‘hachero’ huérfano

Su madre murió de cáncer y luego su padre a causa de la diabetes. No soportó el doble dolor y cayó en las drogas. No tiene dónde vivir y pide ayuda.

Caso de chico drogadicto
José vive preso de la ‘H’, pero desea dejarla para siempre.Amelia Andrade / Extra

Cada día sale desesperadamente a buscarla. Gran parte de su jornada consiste en reunir los centavos que pide en la calle hasta completar cinco dólares para comprarla. De esta manera calma momentáneamente la ansiedad que lo aqueja, cuando obtiene su dosis diaria de ‘H’.

José, de 17 años, perdió a su madre a causa de un cáncer y años después, a su padre por una diabetes que se complicó. A raíz de aquello, él y su hermano quedaron a cargo de un asadero, negocio familiar que se convirtió en su sustento.

Sin embargo, abatido por la tragedia de perder a sus progenitores, se enredó en el mundo de las drogas. Se apartó de su hermano y su adicción lo atrapó hasta el punto en el que se encuentra actualmente. “Ahora soy un ser sin rumbo”, afirma el muchacho que añora aquellos tiempos en los que se dedicaba a sus estudios.

Cansado de dormir en la calle, recurrió a la buena voluntad de un vecino. El hombre, quien fue amigo de sus padres, le da posada en su sala; duerme en el piso con tan solo una almohada.

Incluso llegó a pedirle a su benefactor que lo encadenara para que dejara de consumir, pero sus gritos desgarradores en las noches debido a la abstinencia, hicieron que desistieran de la idea.

José anhela dejar de consumir. Lo ha intentado tan sólo con la voluntad, pero los dolores y demás síntomas de la abstinencia no se lo permiten.

El joven clama por ayuda profesional para poder rehabilitarse. Si deseas colaborar puedes llamar al 0988872578 o a la redacción de EXTRA.

Lee la historia completa de José en la edición impresa de Diario Extra.