Exclusivo
Actualidad

Mujer fue herida por no asistir a reunión de “tribu urbana”, según la Policía

Según la policía, la víctima, de 18 años, fue herida porque no habría asistido a una reunión de la “tribu urbana” a la que pertenece. El ataque ocurrió en la Lucha de los Pobres baja, sur de Quito.

Foto de Sistema Granasa
Aún con la navaja incrustada en su espalda, la víctima logró sobrevivir y ahora se encuentra internada en el hospital.Cortesía

Una joven, de 18 años, llegó al hospital Eugenio Espejo, en el centro de Quito, con una navaja clavada en la espalda. Los médicos la atendieron por emergencias para evitar un fatal desenlace. Y sobrevivió.

El ataque ocurrió en el sector Lucha de los Pobres Baja, en el sur de la capital. Un grupo de jóvenes, entre hombres y mujeres, organizó un baile dentro de una vivienda.

Entre los ‘farreros’ supuestamente estaban miembros de una pandilla –según la policía, “tribu urbana”– quienes a las 22:50 (sábado) protagonizaron un escándalo. Sacaron armas cortopunzantes y se agredieron.

Dos muchachas se enfrentaron entre sí. Una de ellas sacó una navaja y la clavó con toda sus fuerzas en la espalda de la otra. La punta metálica entró como si la piel de la víctima fuera queso.

‘Paola’ (nombre protegido) cayó al piso en medio del susto de los demás asistentes, quienes, al estar en estado de embriaguez, no dejaron de atacarse.

El atentado criminal alarmó a la vecindad. Los moradores llamaron al ECU-911 para que enviara una ambulancia para que auxiliara a la joven que se desangraba en el suelo.

Los paramédicos llegaron a las calles S27e y E2A, y atendieron a la herida. Le colocaron una mascarilla de oxígeno para que no desfalleciera.

Luego fue trasladada al hospital donde, tras ser intervenida, quedó ingresada en el área de emergencia.

El coronel Fausto Puga, comandante del Distrito Eloy Alfaro, informó que la intervención quirúrgica realizada a la joven fue satisfactoria.

El oficial de la Policía comentó que “la agresión presuntamente ocurrió porque no asistió a una de las reuniones de la tribu urbana”.

“El parte policial de los hechos fue enviado a la Fiscalía para que se realizaran las investigaciones, lamentablemente la chica no puso la denuncia”, manifestó el coronel.

Varios moradores manifestaron que los jóvenes que estaban en el baile no eran del barrio. Habían llegado de otros sectores. Por eso no lograron identificar a ninguno de los agresores.