Exclusivo
Actualidad

EE. UU.: Le disparó al personal de un local de comidas rápidas porque estaban tardando en atenderla

La Policía busca a la sospechosa de disparar a los empleados en el autoservicio, quienes salieron ilesos

dispara
Imágenes que las cámaras captaron de la mujer, con medio cuerpo metido en el restaurante y un arma en sus manos.Cortesía

No siempre todo lo que promociona y ofrece el mercado suele ser verdad. En ese sentido, no todos los establecimientos de comidas rápidas del mundo hacen honor a esta característica, al menos en cuanto a la atención. Es lo que habría ocurrido en un  autoservicio de Burger King de Memphis, Tennessee, y uno de sus clientes no quiso dejarlo pasar por alto.

Se trata del caso de una mujer que supuestamente le disparó al personal de dicho local, después de enojarse por el tiempo que les estaba tomando para preparar su comida.

Según la policía de esta localidad, la cliente se subió a la ventanilla y disparó varios tiros a los miembros del personal, molesta por esperar a que se preparara su comida.

Imágenes impactantes tomadas por las cámaras de circuito cerrado de televisión del local muestran a la mujer sosteniendo una pistola, con la mitad superior de su cuerpo completamente dentro del restaurante.

Una imagen la muestra agarrando el arma con ambas manos y apuntándola fuera de la cámara. El Departamento de Policía de Memphis informó que la sospechosa disparó contra el personal, luego de un “altercado verbal” que se convirtió en un tiroteo. En un comunicado, la policía asegura que creen que el cliente “se enojó por el tiempo de espera para ser atendido en la ventanilla”.

La mujer era la pasajera del sedán negro y la policía señala que los trabajadores lograron huir del peligro antes de que iniciaran los disparos.

Recompensa de $ 1.000

Nadie resultó herido y los detectives agregaron que la mujer huyó de la escena con un cómplice masculino antes de que llegara la policía. Aún no se han realizado arrestos en relación con el incidente y la policía de Memphis está ofreciendo una recompensa de 1.000 dólares por información que lleve a la sospechosa.

Un portavoz de Burger King declaró mediante un comunicado que la compañía no tolera la violencia de ningún tipo y que los empleados están cooperando con la policía en esta investigación: “No toleramos ni toleraremos la violencia de ningún tipo en nuestros restaurantes porque la seguridad de los miembros de nuestro equipo y los huéspedes es nuestra máxima prioridad. Afortunadamente, nadie en el restaurante resultó herido durante este incidente. El operador del restaurante está cooperando plenamente con las autoridades en su investigación en curso”.