Exclusivo
Actualidad

Votaciones: ¡Hasta la coronilla!

Dos analistas políticos coinciden en que nunca ha habido un proceso tan conflictivo. Quito mantiene vigiladas sus entradas ante las movilizaciones.

CNE
Los exteriores del Consejo Nacional Electoral, en el norte de Quito, permanecen resguardados ante el anuncio de movilizaciones.René Fraga

A pesar de ser un proceso desgastante, para votantes y candidatos, la segunda vuelta va porque va. Y todo en medio de la polémica de un supuesto fraude, la exigencia del reconteo de votos y de una marcha del movimiento indígena que se dirige a la capital.

Para Medardo Oleas, consultor político y expresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) –antes llamado Tribunal Supremo Electoral–, en la historia democrática del país nunca se ha vivido un proceso tan conflictivo, ni con movilizaciones sociales.

“Existe desprestigio y desconfianza en la institucionalidad y en el proceso. Aunque el fraude no es posible”, dijo.

Sensación ciudadana que no es nueva, según Oleas, sino que responde a la falta de auditoría informática en el CNE. “Tampoco debió darse paso a la conversación entre Yaku Pérez (de Pachakutik) y Guillermo Lasso (CREO), sino ir directo a la impugnación como dice la ley”.

EXTRA preguntó a electores sobre lo que causó la primera vuelta. Para William Guamán, quien tiene su negocio cerca del CNE, es una situación que lo tiene cansado.

No solo porque se alargaron las fechas para proclamar a quien competirá contra Andrés Arauz (UNES), sino por un supuesto fraude que, hasta ahora, no se ha comprobado.

“Prometieron que no habría corrupción en estas elecciones y parece que no fue así. Ahora que gane el que tenga que ganar”Wiliam Guamán

 Además, detalló que la persona que se siente en Carondelet debe hacer lo posible para lavar la imagen del Gobierno.

Desazón en la gente

Cerca del edificio electoral también estaba Patricio Díaz, otro votante que estaba desilusionado por cómo se manejó el conteo. El transeúnte tenía un candidato preferido, pero si gana otro, confía en que el único beneficiado sea el país.

César Luis Barthelotti, también analista político, concuerda en que los ecuatorianos se quedaron con la desazón de un posible fraude en la primera vuelta y que esta situación no se ha vivido anteriormente. “Antes hubo cierto descontento cuando se definió la presidencia entre Jamil Mahuad y Álvaro Noboa y entre Lenín Moreno y Guillermo Lasso, nunca en primera vuelta”, enfatizó.

Esto, a decir de ambos, se debió al anticipado anuncio de resultados con base en el conteo rápido. “La presidenta del CNE debió decir que estaba sujeto a cambios sobre todo con tan poca diferencia entre candidatos”, dijo.

Oleas insistió en que tampoco debió permitirse la injerencia de la Fiscalía General del Estado ni de la Contraloría. “No corresponde con la ley y deslegitimó aún más la institución”.

Así, aunque probablemente no haya existido un ‘amarre’ para favorecer a algún candidato, la imagen del CNE está decaída frente a los electores. 

MOVILIZACIONES
La marcha liderada por Yaku Pérez salió el 17 de febrero desde Loja y se espera que llegue a la capital la mañana de hoy.
La Secretaría de Seguridad informó que se instalaron puestos de mando en los accesos de la ciudad: Pifo, Oyacoto, Calacalí y Amaguaña.  Además, un contingente de la Policía Nacional resguarda los alrededores del CNE desde el fin de semana. También se resguardará la Asamblea Nacional, los parques y las tomas de agua potable para garantizar el servicio.
RELACIONADAS