"No salgas, te quieren matar", le había dicho su madre; luego apareció tieso y embalado

Exclusivo
Actualidad

"No salgas, te quieren matar", le había dicho su madre; luego apareció tieso y embalado

La víctima ya había sufrido dos atentados e incluso vivía con una bala alojada en su cuerpo. Los asesinos presuntamente son sus vecinos

El cuerpo fue hallado entre los matorrales, envuelto en fundas negras y con cinta de embalaje.
Betty Vásquez Hurtado (blusa celeste) recordó el consejo que le dio al mayor de sus hijos.Freddy Rodriguez

“No salgas hijo, aquí tienes enemigos, mira que te han querido matar”, fueron las últimas palabras que Betty Vásquez Hurtado alcanzó a decir al mayor de sus tres retoños, Nelson Vicente Ramírez Vásquez, antes de que saliera de su casa en el bloque 6 de Flor de Bastión, en el noroeste de Guayaquil.

Veintiocho horas después, la progenitora no imaginó que la advertencia que le había hecho a su vástago se convirtiera en una amarga realidad.

Nelson, de 30 años, fue encontrado sin vida, presentaba varias heridas hechas con un objeto cortopunzante, tenía atadas sus manos y piernas. Además, estaba envuelto en fundas plásticas negras y alrededor le habían colocado cinta de embalaje.

El hallazgo ocurrió al mediodía del 9 de agosto de 2021, a escasas tres cuadras de donde residía la víctima, y a unos 500 metros del domicilio donde presuntamente fue asesinado.

En lo que va del 2021 en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) se han registrado 358 muertes violentas, 138 más que en 2020.

Sin embargo, esta no era la primera vez que Nelson Vicente era víctima de un hecho violento, tres meses antes fue atacado con un pico de botella, 60 días después de esta agresión, fue herido de bala por uno de los dos sujetos que llegaron hasta su hogar, en una motocicleta.

Según su madre, los responsables de los atentados en contra de Nelson y también de su muerte habitan en su mismo sector y se dedican al expendio de sustancias sujetas a fiscalización.

Nelson Vicente Ramírez Vásquez, de 30 años, es la víctima.
Nelson Vicente Ramírez Vásquez, de 30 años, es la víctima.Cortesía

“Desde hace un mes mi hijo tenía una bala alojada cerca al pulmón, no se la pudieron extraer, él no podía salir, pero era necio, no escuchaba consejos, tampoco se dejaba de nadie”, manifestó la afligida mujer.

El cuerpo fue hallado entre los matorrales, envuelto en fundas negras y con cinta de embalaje.
El cuerpo fue hallado entre los matorrales, envuelto en fundas negras y con cinta de embalaje.GRANASA

Vásquez también recordó que su otro hijo, horas antes, le había aconsejado a Nelson Vicente que no se juntara con sus vecinos, porque lo iban a terminar matando.

“Se fue a tomar con ellos (los presuntos asesinos) y mi otro hijo cuando pasó por la casa donde estaban bebiendo lo vio y le dijo ‘te estás metiendo en la boca del lobo, vamos a la casa’, pero no quiso regresar y ahora está muerto”, expresó la progenitora, mientras en los exteriores del Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses aguardaba para retirar el cadáver de su muchacho y darle sepultura.

ANTECEDENTES: Cinco procesos por robo, dos por tenencia de armas y uno por asociación ilícita.

El teniente coronel Max Rojas, jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muerte Violentas (Dinased), informó que el occiso presuntamente se dedicaba al expendio y consumo de drogas y estas pudieron haber sido las causas de su asesinato.

“Ya había tenido una tentativa de asesinato, el lugar donde se encontró el cuerpo es una escena secundaria, pero se estableció el sitio donde fue cometido el crimen. Los asesinos, al parecer, son del sector”, explicó el jefe de la Dinased.