Exclusivo
Actualidad

12 años y embarazada

Niña está a punto de dar a luz. Al implicado lo detuvieron en Colombia y lo trajeron a Ecuador.

LA POBREZA AUMENTA LA POSIBILIDAD DE EMBARAZOS EN ADOLESCENTES
Referencial. La menor fue secuestrada en julio pasada en su unidad educativa.Archivo.

La muchacha raptada de una unidad educativa de Cascales, hace tres meses en Sucumbíos, está a punto de dar a luz.

Tiene ocho meses y medio de gestación, siendo el niño producto de una violación, según la denuncia presentada por la madre de la víctima.

El delito que dejó embarazada a la chica, de 12 años, se produjo antes de su secuestro, sucedido el 12 de julio pasado.

En esa fecha, dos individuos llegaron al colegio donde cursaba sus estudios la adolescente, entre ellos el tipo que la ultrajó, de acuerdo al informe de la Policía.

Él y otro individuo estaban con uniformes militares, portando también una carabina. Desde entonces, presumían que el paradero de la joven era Colombia.

“Una vez que se tuvo conocimiento de los hechos, Fiscalía de Sucumbíos intervino de acuerdo a los protocolos establecidos”, comentó Roberth Gallegos, gobernador de esa provincia amazónica.

Para dar con la muchacha y los responsables, se abrió una indagación previa. Fue allí que se emitió una difusión roja a través de la Policía Internacional (Interpol) con las características del principal sospechoso, identificado como Willian Guapi.

Al otro, en cambio, lo conocían con el apelativo de Chino, de quien no se tienen mayores datos aún.

La información emitida en la alerta hizo que los policías del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal de Colombia (Gaula) identificaran el sitio exacto en el que se hallaba el indagado y la plagiada.

Ambos estaban en el sector de El Empalme, localidad que se encuentra en los límites fronterizos de Nariño y Sucumbíos. Uno de los datos que permitió el hallazgo fueron los números telefónicos usados por el individuo, explicaron las autoridades, la mañana de ayer.

La aprehensión del hombre se realizó la tarde del 14 de octubre. Agentes del Gaula llegaron hasta el puente sobre el río San Miguel, en la provincia ecuatoriana, y entregaron esposado a Guapi.

Entretanto, la muchacha fue custodiada por la Policía Nacional para empezar con los trámites de inclusión en el programa de protección de víctimas y testigos.

El implicado fue llevado hasta el Centro de Rehabilitación Social de Sucumbíos.

La chica, por su parte, permanecerá internada en un hospital de Lago Agrio como parte de las diligencias. (MAG)

Intimidación

El sujeto envió cartas, según la información policial, amenazando a la familia cuando pusieron la denuncia por violación.