Emergencia en Cuenca tras desbordamiento de río

Exclusivo
Actualidad

Emergencia en Cuenca tras desbordamiento de río

El río creció tras lluvias perennes que incrementaron los caudales hasta en un doscientos por ciento de los afluentes que cruzan Cuenca

Hubo caída de árboles y rocas por el desbordamiento del río Cuenca que sufrió la capital de Azuay.
Hubo caída de árboles y rocas por el desbordamiento del río Cuenca que sufrió la capital de Azuay.api

La vía El Descanso-Paute-Gualaceo amaneció anegada. Varios vehículos particulares y tres unidades de transporte público quedaron atrapados a consecuencia del desbordamiento del río Cuenca

La alerta se registró a las 04:20 de este martes 18 de mayo, lo que obligó al cierre de la carretera que comunica a Cuenca con los cantones orientales. 

El agua subió sobre la calzada a una altura de un metro y medio, lo que obligó a los socorristas de bomberos a brindar el auxilio con vehículos anfibios para rescatar a 20 pasajeros de las unidades de transporte público y ocho de los vehículos particulares que quedaron atrapados.

arco de darwin

Adiós al Arco de Darwin, ícono geológico y turístico de las Galápagos

Leer más

En el trayecto del recorrido del río Cuenca, y a ocho, kilómetros al este de la capital azuaya, sector de Capulispamba, la fuerza del agua destruyó un puente peatonal según el Sistema Integrado de Seguridad ECU-911. La central termoeléctrica de la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur, se halla anegada.

Que hay caída de rocas y árboles, cita el ECU-911 tras señalar que los caudales de los ríos que cruzan Cuenca, Tomebamba, Yanuncay, Machángara y Tarqui se han incrementado peligrosamente y se encuentran en máxima alerta.

En fenómeno natural es consecuencia del estado invernal con lluvias constantes y perenne que soporta la región desde hace más de una semana.

Los organismos de socorro extreman esfuerzos para atender las llamas de auxilio por deslizamientos y anegaciones, e ingresos de agua a las viviendas de las orillas del Cuenca.

La alerta es máxima y según datos de los caudales de los afluentes, el Tomebamba registra 108 metros cúbicos de los 20 que son considerados normales, el Yanuncay con 127 metros cúbicos, de los 30 normales, El Tarqui registró 163 metros cúbicos y el Machángara, 30 metros cúbicos.