Exclusivo
Actualidad

¡Encerradas con el ‘monstruo’!

Padres y padrastros de El Triunfo, Guayas, son sospechosos de violar y embarazar a sus hijas. En una semana llega a recibir cinco denuncias.

padres y padrastros de El Triunfo, Guayas, son sospechosos de violar y embarazar a sus hijas. Según el fiscal César Peña, en una semana llega a recibir cinco denuncias por abuso sexual a menores de edad en este cantón.
La mamá de la adolescente que fue violada y embarazada por su padre, padece de un trastorno mental.)Freddy Rodriguez

Para Carmen, narrar la atrocidad que ocurría dentro de su hogar no la perturbaba. Con tranquilidad relató al fiscal del cantón El Triunfo (Guayas), César Peña, que desde hace algún tiempo su pareja mantenía relaciones sexuales con su hija de 9 años.

Pero lo más sorprendente no fue su imperturbable testimonio, sino su afirmación. Desconocía que la agresión sexual a su niña era un delito.

- He venido a la Fiscalía porque una vecina me dijo que venga a denunciar, que eso no está bien, pero para mí esto es normal.

- Además, si lo denuncio y va preso, ¿quién nos va a mantener?

El escalofriante testimonio ocurrió hace 10 días en el despacho de Peña, quien estaba perplejo con los detalles que ofrecía la mujer.

-Señora, ¿qué es lo que entiende usted como normal? ¿Para usted es normal que su marido mantenga relaciones sexuales con su hija?

-Esto no es lógico, él es su padre. Además ella es una niña, tiene 9 años.

La menor de edad fue sometida a una valoración médica y psicológica para corroborar si fue agredida sexualmente. Comprobado el delito, la Fiscalía inició una investigación para capturar al ‘monstruo’ que rompió la paz de aquel hogar, uno más en este cantón guayasense de más de 35 mil habitantes, en el que se han recibido, al menos, unas cinco denuncias de delito sexual por semana durante los últimos tres meses, según Peña.

En la mayoría de los casos, las madres temen denunciar a sus parejas o son cómplices, según autoridades.

El mayor Lenín Montenegro, jefe de operaciones de la Policía de El Triunfo, revela que en lo que va del año en este cantón se han suscitado 22 casos de violencia sexual: 10 de violación, 11 de abuso sexual y uno de explotación sexual. Cinco se suscitaron en enero, dos en febrero, dos en marzo, seis en junio, uno en julio y seis en agosto .

“Esta información es en base a las denuncias cotejadas con la Fiscalía”, explica el oficial.

El Triunfo es una localidad agrícola y comercial, su población proviene de provincias como Azuay, Cañar y Chimborazo.

“No quiero llegar  a esa casa, ayúdeme”

Este tipo de abuso que padeció la niña de 9 años, también lo vivió, en la misma localidad, Janeth, una adolescente de 14, quien no solo habría sido violada por su padrastro, sino que las escenas fueron filmadas con un celular por su madre. El hecho fue publicado el martes en EXTRA.

“La niña salió de casa asustada, se escondió y le decía a la policía que la ayude, que no quería volver porque el esposo de su mamá la violaba y ella no hacía nada. Es terrible, una madre debería estar para cuidar a sus hijos”, dice una moradora que evitó identificarse por haber recibido amenazas del sospechoso antes de ser detenido.

“Un día la vecina llegó llorando a mi casa y me pidió ayuda porque su marido estaba tomando y quería pegarle, pero jamás imaginamos que algo tan aberrante estuviera ocurriendo en ese hogar. A la niña se la notaba extraña, no era una chica alegre”.

La tarde del pasado viernes 21 de agosto, la víctima imploraba auxilio a las personas, “no quiero llegar a esa casa, ayúdeme”, recuerda otra habitante del lugar donde ocurrieron los abusos. La niña se escondió en un terreno baldío, donde permaneció unas seis horas hasta que llegó la Policía.

3 delitos sexuales ocurridos en lo que va del 2020 en El Triunfo fueron de trascendencia.

Al salir, Janeth contó a los agentes y frente a los curiosos que su padrastro la violaba desde que tenía 10 años.

El fiscal Peña explica que la adolescente estaba cansada de las constantes agresiones sexuales y que por eso escapó del hogar.

El presunto abusador fue detenido en su domicilio; encima de una cómoda fue hallado un celular con el que grababan las orgías que mantenían los tres, indicó Peña. Debajo de un colchón se encontró la escopeta con la que amedrentaba a la adolescente y, al parecer, también a la madre.

En este lugar se refugió Janeth, cansada de los ultrajes sexuales de los que es acusado su padrastro.
En este lugar se refugió Janeth, cansada de los ultrajes sexuales de los que es acusado su padrastro. Freddy Rodriguez

Ambos fueron procesados por el delito de violación, pero a la mujer en el grado de coautora. Al hombre también se le inició un proceso penal por tenencia de arma y otra investigación previa por el delito de pornografía infantil, según lo estipulado en el artículo 103 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

César Peña
Fiscal de El Triunfo
Es alarmante que ocurran estos casos. En conjunto con la Policía estamos actuando inmediatamente, no se puede permitir que la misma familia sea autora del delito”.

Violó y embarazó a su hija

A las agresiones sexuales sufridas por Janeth y la niña de 9 años, se suma la vivida por otra menor de 13, quien ahora tiene seis meses de embarazo.

Dos días antes de que se descubriera el horror que vivió Janeth, en este mismo cantón fue detenido un hombre de 39 años, quien durante largo tiempo abusó de su hija.

“Las investigaciones determinaron que la chica era víctima de violación desde que tenía 9 años. Ella manifestó que el papá también abusó de su hermano de 16. El informe de la Dinapen (Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes) determinó que la mamá, como consecuencia de los constantes golpes que recibía en la cabeza, presenta síntomas de desfase cerebral”, detalla Peña.

A este último sospechoso se lo investiga por el abuso sexual de sus hijos y por violencia intrafamiliar con lesiones permanentes en contra de su pareja.

Los sospechosos de las monstruocidades.
Los sospechosos de las monstruocidades.Adrián Peñaherrera

Luego de que la Fiscalía conociera este nuevo caso de violación y embarazo también afloraron las deplorables condiciones de vida de la familia.

La señora padece de trastorno mental y está al cuidado de sus pequeños. Así, ella lava ropa ajena y limpia casas para alimentarlos. Mientras que la menor embarazada permanece con una tía en otra localidad.

Las vendía por 20 dólares

Entre los casos que investiga la Fiscalía de El Triunfo está uno en fase de juzgamiento en el Tribunal de Garantías Penales del cantón Milagro. Una madre, un padrastro y un tío son los procesados por el delito de violación a otra niña de 13 años.

El hecho fue descubierto en enero pasado cuando la víctima llegó a un hospital y los exámenes médicos revelaron que estaba embarazada. “Se determinó que el estado de gestación era por las violaciones que le hacía el padrastro. Dentro de la investigación se descubrió que la señora tiene cinco hijas y que las vendía a los familiares y vecinos para que mantuvieran relaciones sexuales por 20 dólares”.

El tío que habría participado de la violación y explotación sexual está prófugo de la justicia, pero con boleta de detención.

Un confinamiento de terror

El encierro obligado a consecuencia de la emergencia sanitaria es uno de los factores para que dentro de los hogares de El Triunfo existan más casos de delitos sexuales en contra de menores de edad, dice Peña.

“Por la pandemia los niños y jóvenes no están yendo a los planteles, donde también se han denunciado casos de violación y abuso sexual. Ahora es más común que ocurran en el entorno familiar. Los mismos parientes papá, mamá, padrastros, tíos, abuelos están cometiendo las atrocidades”, sostiene.

Y afirma que, por lo general, en los sectores rurales es donde existen más hechos incestuosos, que para sus habitantes es muchas veces considerado normal. “La gente sabe que existe la justicia, que tienen que acudir a la Fiscalía para denunciar, a pesar de que nos encontramos con ese muro en el que la madre piensa que si denuncia a su pareja que violó a su hijo, quién la mantiene”.

El especialista

​“En el campo se mantienen costumbres”


El psiquiatra Juan Montenegro explica que en casi todos los casos de violencia sexual el agresor está dentro de la familia y que el consumo de alcohol, droga y la falta de educación son los factores que inciden para estos delitos.

Considera que, por lo general, los delitos sexuales se dan más en el campo, porque estos lugares aún se mantienen las costumbres arraigadas de los antepasados. “Antes los valores eran muy diferentes a los de ahora; en estas localidades siguen con el irrespeto a su familia, ellos piensan que los encuentros sexuales entre parientes son algo normal; también hay complicidad de la madre que, porque su pareja es el sustento del hogar, hace poco por salvaguardar la seguridad de su hija”.

Los valores, la educación y el buen ejemplo deben provenir de la familia y que estos deben ser fortalecidos en las escuelas y colegios, manifiesta el especialista.

Policía

El aspecto cultural contribuye a ciertos delitos


Para Lenin Montenegro, este tipo de hechos, que son de impacto social, son lamentables que ocurran en la familia, que debería ser el espacio más seguro.

“El aspecto cultural tiene una relevante participación, a lo mejor el desconocimiento del ámbito legal, de las instancias de protección que tienen la mujer, la familia, aporta a este mal social que se transforma en un delito”, menciona. 

Cree que el encierro forzado por la pandemia contribuye para que se den estas atrocidades y hechos que ahora son de conocimiento público.

“Coordinaremos con la Fiscalía para judicializar los casos. Tenemos un aproximado de veinte casos denunciados”, indica.

Y para ello dice que su institución ha programado campañas educativas en los sectores de este cantón.​
TE RECOMENDAMOS