Exclusivo
Actualidad

Escape letal para taxista milagreño

Por evitar que le roben el ciudadano aceleró, se impactó contra un poste y murió a los pocos minutos

milagro
Según testigos, unos motorizados lo seguían para robarle.Miguel Laje

Tratar de evitar un asalto resultó peor para el taxista Francisco Suárez. En el intento, el hombre murió luego de impactarse con un poste de luz.

El cuerpo quedó presionado por la cabina. El carro estaba destruido y para rescatar el cadáver los socorristas tuvieron que esperar más de una hora, pues no era tarea sencilla considerando que el vehículo quedó rodeado por los cables de alta tensión que se arrancaron del poste de alumbrado público con el que chocó.

Contaron los moradores del recinto Carrizal, en Milagro, provincia del Guayas, que a las ocho de la noche de ayer miércoles 8 de julio escucharon un fuerte estruendo. Cuando salieron a verificar su procedencia, observaron que a cien metros de distancia del puente de ingreso al poblado estaba el taxi siniestrado con su ocupante atrapado, pero con signos vitales.

“El señor estaba con vida cuando nos acercamos. Siquiera estuvo unos cinco minutos respirando, pero no se lo pudo sacar porque estaba presionado con la cabina. La ambulancia demoró en llegar”, dijo Amparo Morán, una de las moradoras.

Pero eso no es todo. A decir de la ama de casa, la pérdida de pista y posterior volcamiento del taxi de placa GBN-036, sería porque supuestamente su conductor estaba huyendo de unos tipos que lo perseguían en moto para asaltarlo.

“Hay que decir las cosas como son. En el puente estaban pescando unos muchachos y ellos cuentan que lo venían siguiendo para robarle, y por esquivar a los ladrones ese pobre hombre se accidentó y se murió”, expresó la mujer.

Cerca de dos horas se tuvo que esperar hasta que personal de la Corporación Nacional de Electricidad retiró los cables de alta tensión para que los bomberos rescataran el cadáver de quien tenía apenas dos semanas trabajando como taxista de la cooperativa San Francisco. (ML)

TE RECOMENDAMOS