Exclusivo
Actualidad

Escondieron armas entre los ramos de flores

En sepelio de uno de los ‘duros’ de banda de Los Cabezones hubo bala y música para despedirlo  

pistolas
La policía mostró las armas que decomisó durante el entierro.Fabricio Cruz

Uno de los ‘duros’ de la banda delincuencial Los Cabezones fue enterrado con música y bala en la ciudad de Machala, provincia de El Oro.

Richard Antonio Arroyo Klinger, alias Negro Richard, fue asesinado el pasado domingo 19 de julio de 2020, dentro de la cárcel orense, a tiros y puñaladas.

A la despedida final, realizada la tarde del martes 21, acudieron más de 40 personas. Los vecinos del sector aledaño al cementerio escucharon varias detonaciones por lo que la policía intervino y decomisó un arma de fuego que portaba una mujer.

Por esto, los agentes ingresaron al camposanto y requisaron a todos los que estaban junto al féretro. Tras la revisión hallaron más armas de fuego escondidas entre los ramos de flores.

El coronel Nelson Sotomayor, jefe del Distrito Machala, señaló que ante la información de que en el velorio había gente armada, estuvieron atentos al sepelio de alias Negro Richard, quien era supuestamente integrante de la banda Los Cabezones que operaba en la provincia de El Oro.

“Lo enterramos como a un gánster”, gritaba uno de los amigos del fallecido mientras ingresaba al cementerio, donde pese a la pandemia hubo aglomeración de acompañantes y hasta música.

Incluso, desde el Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil quisieron rendirle un homenaje con una canción que se viralizó por las redes sociales. ‘Hay una lágrima’ es el tema donde mencionan que “uno de Los Cabezones” acababa de partir y que la “guerra aún continúa porque todos los que hicieron eso tienen que caer”, dice la música dedicada al difunto.

El principal sospechoso de su muerte es Darío Sarango, otro preso que supuestamente confesó que lo hizo porque tenía un resentimiento contra él.

RELACIONADAS

Para consumar el crimen, aprovechó que Richard le dio a esconder una pistola, para supuestamente acabar con otro reo, y le disparó, según confesó, mientras escuchaba música con unos audífonos. (FC)

TE RECOMENDAMOS