Se escondió ocho años por una violación y asesinato

Exclusivo
Actualidad

Se escondió ocho años por una violación y asesinato

Sospechoso fue sentenciado a 25 años de prisión y deberá pagar una indenmización a los deudos de su víctima 

prisión
El Tribunal de Garantías Penales de Tungurahua sentenció a Carlos Bonilla.YIE

Carlos Bonilla no pudo esconderse por siempre. Después de ocho años de estar huyendo de la justicia fue capturado. Al sujeto lo buscaban desde el 16 de agosto del 2013, fecha en que fue llamado a juicio por la violación y estrangulamiento de una joven, de 22 años.

El fiscal de Género, Eduardo Viteri, expresó que ese día del asesinato la víctima salió de su casa para encontrarse con Adrián, con quien tenían amistad. El sujeto la invitó a un bar donde consumieron bebidas alcohólicas y luego, en vez de llevarla a su vivienda, el hombre pidió a un amigo que lo trasladara hasta el cerro Casigana, un sitio desolado situado en la vía a Santa Rosa, en Ambato.

Ese mismo amigo que los llevó hasta el Casigana, fue el testigo clave para que Fiscalía empiece las investigaciones y el Tribunal de Garantías Penales dictará la sentencia, al escuchar su versión.

Desde el 16 de agosto la joven desapareció y sus progenitores empezaron a buscarla, a los seis días la encontraron (22 de agosto del 2013), pero sin vida.

Según los resultados de la necropsia, la fémina fue violada, golpeada y estrangulada.

Los familiares no conocían quién la habría asesinado, pero el amigo confesó que dejó a Carlos Adrián con la joven en el mismo sector donde la encontraron sin vida.

El sospechoso huyó y durante ocho años estuvo hasta en la lista de los Más Buscados, en Tungurahua, por asesinato.

En febrero de este año (2021) lo detuvieron y el martes 5 de octubre el Tribunal de Garantías Penales lo sentenció a 25 años de reclusión y deberá pagar una reparación de 20 mil dólares a los familiares. (YIE)