Exclusivo
Actualidad

¡El músico que creció en una casa de citas!

Cuando recuperó la libertad, y aún con su padre entre rejas, Antony tuvo que aprender a salir adelante solo.

ARTISTA URBANO, ANTHONY VILLACIS.
Su perseverancia lo ha sacado adelante.Miguel Canales

Cuando recuperó la libertad, y aún con su padre entre rejas, Antony tuvo que aprender a salir adelante solo. La casa de citas ya había cerrado sus puertas, de modo que trabajó en la electricidad y la albañilería. Posteriormente aprendió el oficio de DJ.

Pero en la calle vio cómo algunos artistas se ganaban dinero actuando en los buses. Y él, que siempre había amado la música, realizando incluso shows caseros, probó fortuna. Se lo tomó tan en serio que poco a poco fue creciendo hasta llegar a dar recitales en restaurantes.

Después conoció a Gran Blazer, un promotor artístico que se decidió a apoyarlo. En un principio, formó parte de un grupo, pero en la actualidad es solista. Le gustan la salsa, el reguetón y la bachata. Y a menudo canta en diferentes programas televisivos.

Amigos y vecinos del barrio, como David Espinoza o Andrés Hernández, ambos productores, también intentan ayudarlo. Los dos opinan que tiene un buen timbre de voz y un extraordinario talento. “Él se ha levantado solo, pero hay que apoyarlo”, comentan.

Antony tiene un retrato de su madre en el dormitorio. A menudo le canta y lleva rosas a su tumba. Siente la necesidad de estar cerca de ella. También visita a su padre, quien vive solo, ya tiene 56 años y se dedica a la publicidad: “No quiere saber nada del tipo de negocio que tuvo”.

Los anhelos del joven son tener un restaurante de comidas o una productora para ayudar a otros artistas, por lo que requiere apoyo de empresas que le den facilidades para poder hacer realidad sus sueños. Las personas que deseen colaborar pueden comunicarse al 0999628722 o al 0990214407.

Lea la historia completa en la edición impresa de EXTRA.