Peloteo y juegos de antaño para celebrar a Guayaquil

Exclusivo
Actualidad

Peloteo y juegos de antaño para celebrar a Guayaquil

La ciudad festeja hoy 198 años de gesta independentista. En los barrios hubo buen índor.

PELOTEO EN LAS CALLES
Peloteo. El club Maldonado 81 organizó un encuentro de índor entre quienes fueron vecinos del sector de La Maldonado y la 11. La actividad reunió a los amigos después de veinte años.Jimmy Negrete.

Crecieron pateando una pesada pelota en las calles de tierra. Algarabía, juegos y complicidad al momento de subir al palo ensebado o al celebrar un gol en la improvisada cancha que se formaba cerrando un tramo de la vía; los juegos de naipes de los mayores y las risas traviesas de los exvecinos que hoy superan los cuarenta años son los recuerdos que tienen de hace veinte años.

Con el fin de retomar esas costumbres y para celebrar un aniversario más de la independencia de Guayaquil, varios de los moradores de la Maldonado y la 11 formaron el club Maldonado 81, en alusión a la calle donde vivieron en su niñez y adolescencia, y al año en que tuvieron sus días de gloria en el fútbol juvenil, explicó Javier Lainez, uno de los promotores de la actividad.

Él juntó a sus amigos y excompañeros del ‘peloteo’ para pasar ayer una tarde amena: un tramo de la calle Maldonado cerrada, banderines albicelestes decorando el sector, y los balones listos, junto a los trofeos y medallas a la espera de los ganadores de las disputas que se habían organizado.

La música la puso Juan Carlos Pinela, residente en Estados Unidos hace 34 años, quien de ‘muchacho’ jugaba pelota con sus amigos en esa barriada que los vio nacer y crecer hasta que cada uno tomó un rumbo distinto. Él es DJ en su tiempo libre, en Estados Unidos. Este año acudió a su añorada calle, La Maldonado, para compartir con sus vecinos de hace 20 años.

Pinela recuerda que el juego que más disfrutaban era subir al palo ensebado. Esa adrenalina de intentar encararmarse en ese poste liso y engrasado a la espera de poder llevarse los productos que colgaban los motivaba a ensuciarse; aunque estaban casi seguros de que no tendrían oportunidad. “Siempre salía ganador Freddy Lainez. Él ya sabía la técnica y siempre conseguía subir primero. Le decíamos que no participe y que mejor coja los premios antes de que los cuelguen en el palo”, comentó sonriente.

Hoy, armar ese juego es imposible en el sector, dice Javier. “La regeneración no ha dejado espacio para colocar algún poste y ese juego tradicional se ha perdido. Por eso estamos haciendo el partido de indor y el juego de 40 (naipes)”.

Esa disputa es la que esperaba ansioso don Pedro Maximí, de 84 años, quien vive hace 60 en el 3028 de la calle Maldonado y ha visto “prácticamente nacer a todos los muchachos que hoy (ayer) están aquí”, dice entre risas mientras reconoce que le emocionó saber que los hijos de quienes fueron sus vecinos, hayan organizado esa actividad para festejar a la ciudad, luego de veinte años de no verlos en el barrio.

En otro sector, en la 20 y Argentina, Jorge Chavarría junto con algunos de sus familiares y vecinos organizaban un festejo parecido. Mientras ellos colgaban los productos en lo que sería el palo ensebado, Sebastián Peralta, Christian Alvarado y Michael Figueroa cavaban el hoyo donde se introduciría el poste a la espera de que los niños compitan por llegar a lo alto.

En este lugar, desde hace dos años, organizan los juegos de antaño de la ciudad, que reúnen a los vecinos y atrae a los más pequeños. “Lo hacemos para las fiestas de julio, de octubre y en Navidad”, explicó Chavarría. Una costumbre que la tenían en su antiguo barrio, la Floresta.

Allí también se organizó un campeonato de indor en varias categorías: de niños de 5 a 12 años, de jóvenes, de 12 a 15 años y de damas.

En las cooperativas Primero de Mayo, y 26 de Febrero, de Mapasingue este, sus moradores también organizaron las carreras de ensacados, palo ensebado, juegos de indor, hombres y mujeres.

La Martha de Roldós no se quedó atrás. Hubo torneo de indor y por la noche del domingo tremenda farra con la agrupación Amores del Ritmo. La gente se divirtió de lo lindo.

Romería y visita al Museo de Bomberos

En honor a los próceres de la independencia, la logia simbólica de masones Fragua de Vulcano Estrella de Guayaquil organizó una romería al monumento que en la Plaza de la Administración se levanta en homenaje a los héroes.

Allí ofrecieron un discurso con el cual recordaron la gesta independentista del 9 de Octubre de 1820 y colocaron una ofrenda floral, luego de entonar las notas del himno nacional y al 9 de Octubre.

Mientras que en el Museo del Bombero, se exhibe una colección de carros de bomberos a escala con modelos que datan desde 1891. Uno de los vehículos con el modelo más antiguo es el de una bomba a motor, marca London.

Camiones Ahvens, GMC, Maxim, American LA France, Chevrolet C20, Ford, Stutz Model C, de entre 1920 hasta 1965 forman parte de la exposición que estará disponible hasta el 15 de este mes.

Hoy, el Municipio de Guayaquil organiza el desfile cívico estudiantil, que sale desde Las Esclusas, a las 07:00.