Los cuentos y las plenas sobre el gas pimienta

Exclusivo
Actualidad

Los cuentos y las plenas sobre el gas pimienta

Está considerada como un arma de defensa personal. Te planteamos 11 preguntas para salir de dudas sobre su uso y composición.

El ataque a Cristina, una mujer a la que le agarraron la nalga mientras caminaba en Quito y, la reacción de ella de rociarle gas pimienta al hombre que lo hizo, trajo a debate algo medio olvidado: ¿se puede o no cargar gas pimienta como recurso de defensa personal?

El Acuerdo Ministerial 270 firmado en 2016 dice que sí, que con ciertas regulaciones del producto, se puede tenerlo. La ministra del Interior, María Paula Romo, usó este documento para defender la actuación de la joven.

El incómodo momento incrementó cuando los policías metropolitanos que habrían asistido a Cristina le dijeron que no podía portar gas pimienta. Lo cierto es que ellos estaban equivocados.

Para no confundirse más sobre este aerosol, que no es que lo vendan en todo lado tampoco, Diario Extra trata de desmitificarlo con estas 11 preguntas:

- ¿Es veneno? No. Se trata de “un compuesto químico que se usa rociándolo sobre los ojos del atacante para así neutralizar su ataque”, según la página Definición ABC.

- ¿Es un arma prohibida? No. El artículo 113 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) considera armas prohibidas a las que se definan así en los “instrumentos internacionales vigentes del Derecho Internacional Humanitario...”. De los 14 tratados suscritos por Ecuador, en ninguno se hace mención al gas pimienta.

- ¿Comprarlo es ilegal? No. Hay empresas, como Nopa, que lo importan y siguen todo un proceso para traerlo al país. Aunque también hay un amplio número de compradores y comerciantes en el portal de Mercado Libre. En esta última parte hay riesgo de contrabando.

- ¿Tan satanizado es andar a cargar uno? No. En Estados Unidos el candidato para el Congreso de Colorado, Levi Tilleman, mostró en su campaña de junio de 2018, cómo la compra de estos sprays evitaría muertes accidentales de niños. Gas pimientas en lugar de armas de fuego era lo que propuso.

- ¿Será barato porque viene en envases pequeños? No. Según Ana Apunte, quien es copropietaria de la compañía Nopa, el frasco de 100 gramos que rinde 56 roseadas cuesta $ 30. El de menor tamaño sale en $ 25. Pero hay lugares como Ecuatepi S.A. que promociona el mismo spray a $ 56.

- ¿Es carísimo por venir de afuera? Sí. Que el gas pimienta haya incrementado así su costo se debe a los impuestos en las importaciones. De acuerdo con Apunte, les subieron en un 300 % a partir de 2008. Lo compara con el año 2000 cuando empezaron a operar y el aerosol podía venderse en $ 12.

- ¿La restricción es que puedo comprar solo uno? No. Se trata en realidad del contenido del aerosol. El componente en exceso que lo puede convertir en peligroso es la capsaicina. Una sustancia químico más común de lo esperado porque lo tienen los pimientos bien picantes. El máximo que puede contener es 1,3 % para su distribución en Ecuador.

- ¿La capsaicina es letal? No, según el libro farmacológico Vademecum es la que causa esa sensación que quemazón que provoca el cierre automático de los ojos, en cuanto una persona es roseada con el gas.

- ¿Para qué comprar si te deja ciego? No te deja ciego. En realidad “produce inflamación de nariz, ojos y boca”, como lo recoge una investigación sobre el ‘Uso y abuso de gases lacrimógenos’. Sin embargo, Apunte dice que el bajo porcentaje de capsaicina evita un desenlace fatal: “A los 20 minutos la persona está completamente bien. Es como ponerse una gota de limón”.

- ¿Es un problema que esté considerado como arma? Sí. Al menos Ana Apunte lo ve así porque por esa razón, las regulaciones deben pasar por la Dirección Nacional de Control de Armas. Cada importación que requiere hacer debe ser aprobada por ellos. Tiene en trámite una que sigue en espera desde hace dos meses.

- ¿Se requiere de algún permiso para portar gas pimienta? Es algo incierto. De su experiencia Apunte asegura que no hay ningún carnet oficial que respalde llevar un gas pimienta, sino solo la factura de dónde lo compró. En la página web del Ministerio de Defensa se habla de que hay dos tipos de autorizaciones: la tenencia y el porte de arma. Sobre esta segunda se hace una aclaración: “Las personas naturales podrán obtener permisos para portar un arma para su defensa personal y otra para fines deportivos o cacería”.

503 first byte timeout

Error 503 first byte timeout

first byte timeout

Error 54113

Details: cache-bog6425-BOG 1653789395 1804472148


Varnish cache server