Exclusivo
Actualidad

Abogado anuncia la liberación de abusada en el caso Glas Viejó

La noche del lunes la exasambleista Marta Roldós difundió información sobre la situación de la chica.

niño quemado con plancha (22).jpg
ReferencialArchivo

La noche de este 14 de noviembre, el abogado Pedro Granja difundió la noticia. En su cuenta de Twitter publicó que la víctima de abuso sexual en el caso Glas Viejó “está presa” y hoy, 15 de noviembre, sería juzgada. “Su vida siempre fue un infierno. La defenderé, obviamente”, añadió.

La publicación se refiere a la joven que fue violada por Jorge Glas Viejó, en 2012 cuando tenía 13 años y era estudiante del centro educativo Hans Christian Andersen. Producto de la agresión se convirtió en madre de un niño que se apellida Glas -por orden judicial-. Ahora, a los 18 años, estaría detenida por una supuesta posesión de droga.

Sin embargo, también a través de redes sociales Granja desmintió que la chica haya poseído sustancias ilegales. “Desmiento categóricamente a los IRRESPONSABLES q afirmaban q la niña del caso Glas había sido detenida con droga (sic)”, escribió la tarde de este 15 de noviembre. Este martes, según la publicación en Twitter, se desarrolló la audiencia de la niña y estaría nuevamente en libertad.

La noche del lunes la exasambleista Martha Roldós también difundió información sobre la situación de la chica. La política, a través de redes sociales, denunció que la Policía llegó hasta el colegio en donde estudia y encontró droga en su mochila. En Twitter publicó que, según la versión de la madre de la muchacha, la habrían obligado a poner la sustancia en su bolso.

La semana pasada, se denunció ante el Comité contra la Tortura de la ONU el caso de Glas Viejó, “cómo la víctima no recibió reparación alguna y el violador gozaba de total libertad e impunidad”. En septiembre de 2014, el Tribunal Décimo de Garantías Penales del Guayas declaró la culpabilidad de Glas Viejó en el delito de violación a una menor de edad.

El hombre fue detenido en Paraguay, el 13 de mayo de 2014, y fue deportado horas después en un avión tras comprobarse que no había cumplido con los trámites migratorios en territorio guaraní. A ese país llegó con un pasaporte alemán a su nombre y con sello de entrada en octubre de 2011, a través de Puerto Falcón, frontera con Argentina.

A su llegada, el 14 de mayo, fue internado en el Hospital de la Policía. La ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Ledy Zúñiga, indicó a través de Twitter que “el sentenciado está privado de libertad en Centro Rehabilitación Regional Gye desde 2015. La joven no ha perdido su libertad”.