Guayaquil: ¡Caos vehicular por atraso en obras!

Exclusivo
Actualidad

Guayaquil: ¡Caos vehicular por atraso en obras!

La ciudadanía denuncia que los trabajos, que no se terminan a tiempo, complican más los atascos. En el norte hay zonas intransitables.

Foto de Sistema Granas (8196974)
En el sector de la Alborada, al norte de la ciudad, el tráfico vehicular se vuelve cada vez más pesadoAlex Lima

Advierten que no están locos y que tampoco están en contra de que la obra municipal que venían reclamando por años se ejecute en sus barrios. Sin embargo, critican la falta de planificación y el incumplimiento en las fechas de entrega, lo que genera un problema más grande: calles infernales con tráfico sin salida que asfixian al guayaquileño.

Desde hace unos meses en que el Puerto Principal se reactivó en su totalidad, los atascos empezaron a ser el dolor de cabeza de quienes se movilizan por las calles aledañas a las vías intervenidas. Y con el regreso a clases, esa molestia se ha convertido en hastío.

WhatsApp Image 2022-05-16 at 8.32.16 AM

Fuerte tráfico vehicular tras la protesta en el puente que une a Durán y Guayaquil

Leer más

Jenny Vinueza y Andrea Bustamante, ambas habitantes de la ciudadela Alborada, aseguran que no soportan más conducir en Guayaquil, pero que es todavía más insufrible ver cómo la alcaldesa Cynthia Viteri intenta engañar a sus votantes.

“Viteri ha tenido casi cuatro años para dedicarse a hacer obras, y justo cuando las críticas sobre su gestión abomban las redes y hacen eco en las calles, justo cuando muchos, como yo, juramos no volver a votar por ella, así sea la única candidata... ahí sí, en retahíla vienen los proyectos. Que no digo que estén mal, porque es su obligación trabajar por esta ciudad que, ingenuamente, creyó en ella. Lo que digo es que la planificación es inexistente. Estamos plagados de calles rotas y bloqueadas, llenas de tuberías y maquinarias; y mientras tanto, sentarse frente al volante es una sentencia de muerte”, se quejó Vinueza, quien baraja la idea de movilizarse en bici pese a los riesgos que ello conlleva.

Solo en el norte, el hecho de manejar se ha convertido en un calvario, debido al cierre de dos carriles en la avenida Juan Tanca Marengo, donde se pretende levantar un paso elevado vehicular; el cierre de otros cuatro carriles en la Benjamín Carrión, en cuyo tramo que va desde la Francisco de Orellana a la Rodolfo Baquerizo Nazur se están efectuando trabajos de regeneración; y de otros dos carriles en la ruta que conecta a este último punto con la Isidro Ayora.

Un equipo de EXTRA hizo un recorrido por la ciudad para ver qué tan complejo es el panorama, y más allá de atascarse también en el camino, constató cómo en la avenida Orellana, que atraviesa gran parte del norte de Guayaquil, se forma una hilera de carros que parece no avanzar.

Foto de Sistema Granas (8196979)
Algunas vías principales del norte de Guayaquil se encuentran inhabilitadas por trabajos realizados por el Municipio.Alex Lima

Son casi 6 kilómetros de atascos en los que además, según Daniel Amores, residente de Samanes, uno permanece en el carro aterrado pensando que será la próxima víctima de un robo. “Antes me movilizaba por la avenida principal de la Alborada, pero hasta hace unos días seguían haciendo los trabajos, que ojo, no se entregaron en el tiempo planteado. La Juan Tanca es otro relajo, estamos ahogados en el maldito tráfico”.