Exclusivo
Judicial

El hombre embestido por un auto en el sur de Guayaquil no tiene recuerdos del ataque

La Fiscalía indaga el suceso como tentativa de asesinato, pues el vehículo habría sido utilizado como arma. La víctima quiere que se haga justicia.

IMG_7236
Adolorido, el hombre acudió a un centro médico por medicinas, en el sur de Guayaquil.CHRISTIAN VASCONEZ

“Solo quería una explicación. Quería conversar. Ahora, busco justicia. En la Fiscalía me informaron que la primera acción, la de aplastarme el pie, pudo ser un accidente, pero luego el conductor convirtió su auto en un arma”, dice el hombre que fue embestido por un vehículo el miércoles 22 de septiembre, en el sur de Guayaquil.

El percance ocurrió a las 07:30 y quedó grabado en el sistema de vigilancia de una ferretería en la esquina de avenida del Ejército y calle Francisco Segura. Y fue justo un trabajador de ese negocio, Rubén Moreno, de 26 años, quien corrió para ayudarlo.

Sin embargo, el perjudicado sostiene que esos recuerdos se han desvanecido. “Quedé inconsciente. Me quedé ‘soñado’ por al menos media hora. Solo sé que desperté en una ambulancia y, como tenía solo raspones, me dijeron que no me iban a llevar a un centro médico. Es lo que tengo en la mente”, relata.

HOMBRE ATROPELLADO (7073332)
La víctima mostró los raspones que sufrió.CHRISTIAN VASCONEZ

Del hecho, menciona que sabe lo que vivió porque observó el video que se hizo viral. “Me lo pasó un agente de la ATM (Autoridad de Tránsito Municipal). La parte inicial sí la tengo entre mis recuerdos, porque me aplastó los dedos de un pie y de ahí lo perseguí, para que baje a hablar, pero como sentía dolor me agaché a sobarme. No sé más”, asegura la víctima.

La mañana de ayer, cojeando, llegó a un centro médico de la avenida 25 de Julio, en la Valdivia. Iba por medicinas para el dolor. El hombre afirma que no busca dinero, sino justicia, porque “para eso trabajo”.

El afectado, quien es padre de dos jóvenes, es conductor en una empresa y espera que el caso no quede impune. Él señala que “ese día caminaba a una estación de la Metrovía, iba a mi trabajo. Es lamentable asimilar que mi vida estuvo en riesgo y que tal vez no estaría contando la historia en este momento”.