Exclusivo
Actualidad

El hospital Abel Gilbert, de Guayaquil, estrenó la unidad de terapia de dolor

El apoyo de la familia es importante, explicaba la psicóloga María Eugenia Montalvo a Calixto Perlaza y a su esposa Verónica Jiménez.

Imagen IMG_0073
A los pacientes les colocan infusores para aplicar la medicina.Extra / Stalin Díaz

El apoyo de la familia es importante, explicaba la psicóloga María Eugenia Montalvo a Calixto Perlaza y a su esposa Verónica Jiménez. El hombre fue uno de los primeros pacientes atendidos la mañana de este 8 de diciembre en el consultorio nuevo de Terapia del dolor y Cuidados Paliativos, implementados en el área de Oncología del hospital de Especialidades Abel Gilbert, del suburbio de Guayaquil.

Como Perlaza, otros cuatro pacientes fueron derivados a dicha unidad para darles una atención mejor. El centro hospitalario cuenta con nueva área para quienes sufren enfermedades crónicas no transmisibles que experimentan dolor, según refirió Johana Robayo, coordinadora de la Unidad de Gestión.

Arrancaron con pacientes de Oncología, porque es una de las especializaciones con mayor demanda en el hospital. Ahí tratan a un promedio de 1800 pacientes por mes. Martha Plazarte, otra paciente que hace dos años se trata de cáncer al seno, mientras esperaba su consulta escuchaba sobre las derivaciones de atenciones que brindarán en los nuevos consultorios donde participan tres terapistas, dos enfermeras.

A los pacientes derivados para interconsultas en la unidad les evaluarán el dolor que sienten y harán el plan de tratamiento. En primera instancia tratan con terapia farmacológica, pero después aplicarán técnicas de bloqueo para aliviar el dolor, radiofrecuencia o electrodos. En este consultorio atenderán dos veces por semana, tanto en el de terapia del dolor, como en cuidados paliativos, donde cuentan con un área de seis camas. Se proyecta atender a un promedio de cien pacientes mensualmente.

El cuidado paliativo no es solo para la última etapa del tratamiento. El oncólogo Wilson Tixi mencionó que, si el paciente lo requiere, desde la primera etapa de la atención será derivado a la nueva unidad para orientarle sobre medidas de cuidados en casa, para que conozca cómo va a manejarse su proceso médico.