Guayaquil: Lo indagaban por el crimen de su padre, pero también lo asesinaron

Exclusivo
Judicial

Guayaquil: Lo indagaban por el crimen de su padre, pero también lo asesinaron

Joven sospechoso de eliminar a su progenitor fue acribillado en un matorral, junto al viaducto de vía a la Costa con la Perimetral. 

Cuerpo hallado en viaducto vía a la costa
El cuerpo fue encontrado a un costado de la vía, en un matorral. Peritos analizaron la escena.Christian Vinueza

La rivalidad entre organizaciones criminales habría llevado a que, la noche del pasado 10 de octubre, un adolescente asesinara a su padre: Ángel Gregorio Sánchez Miranda, de 37 años, quien tenía ocho detenciones y apenas diez días en libertad, pues el 30 de septiembre había salido de prisión.

El hombre recibió cinco impactos de bala de parte de dos sujetos que se movilizaban en una moto y que habían llegado hasta la puerta de su casa para atacarlo, en las calles 22 y la O, del suroeste de Guayaquil.

Tras el hecho, los criminales huyeron, pero al menos uno fue reconocido por un pariente del fallecido, quien informó a los investigadores que el ‘gatillero’ habría sido el hijo menor de la víctima, David Hassler Sánchez Aguayo.

Cuerpo hallado en viaducto vía a la costa
El cuerpo fue encontrado a un costado de la vía, en un matorral. Peritos analizaron la escena.Christian Vinueza

De él, sus allegados no volvieron a saber más, hasta la mañana de ayer, pues ya con 18 años fue encontrado muerto en el viaducto que conecta a vía a la Costa con la Perimetral, en el oeste porteño.

El joven estaba en un matorral, al costado de una curva, junto a una baranda y entre fundas de basura. Los peritos determinaron que el joven tenía siete heridas de arma de fuego en el tórax, según detalló una fuente policial.

El afectado vestía una pantaloneta de tonalidad oscura y una camiseta de color rojo, como sus cabellos.

armas de fuego

En el sur de Guayaquil detienen a alias El Tuerto con tres armas de fuego

Leer más

Cuando fue asesinado Ángel Sánchez, la Policía informó que el hijo era miembro de la agrupación criminal Los Choneros, mientras que el papá, cuando estuvo preso, se enlistó a Los Lagartos.

Estas bandas son rivales y en el sur porteño disputan el control del territorio por el tráfico de drogas. Esa es la hipótesis que se manejaba en la indagación que se llevaba en contra de David Sánchez, quien ya no podrá rendir su versión de los hechos.

Por el crimen del progenitor, un sujeto identificado como Wellington Gómez, de 18 años, también es investigado. Él habría conducido la moto el día de su asesinato.