Exclusivo
Actualidad

Guayaquil: luchadora, acogedora y única

¡Así es Guayaquil! Y nuestros seguidores en Instagram, Facebook y Twitter lo manifestaron en una de EXTRA. Conozca historias que reflejan estas características

Guayaquil
Guayaquil según sus habitantes es sobre todo: luchadora:Canva

Nuestros seguidores de Instagram, Facebook y Twitter describieron a Guayaquil como: luchadora, acogedora y única.  

ESTAS SON TRES HISTORIAS QUE LO REFLEJAN

Servicio 24/7

El término de héroe no le gusta, pues en el pico de la pandemia solo cumplió con su deber: salvar vidas o poner todo su esfuerzo en ello, señala Fernando Cuesta Zambrano, cirujano general y laparoscopista de 42 años, quien labora en el grupo hospitalario Kennedy y la clínica San Francisco.

“En ese tiempo quienes trabajaban en primera línea eran los médicos clínicos, no los cirujanos, pero yo les dije a los encargados de la administración hospitalaria que no me quería quedar de brazos cruzados y en qué más podía ayudar”, sostiene el galeno, quien de manera simultánea asistía a personas contagiadas con COVID-19 y realizaba diversas operaciones quirúrgicas de emergencia.

Cirujano
Fernando Cuesta Zambrano, cirujano general y laparoscopista de la Kennedy y la clínica San Francisco.Cortesía

Vio morir a varios de sus colegas, enfermeras y personal del centro de salud. Asimismo confiesa que tuvo que batallar contra el virus al ser contagiado, pero una vez recuperado regresó a servir.

Como buen guayaco se define como hablantín y bromista, características de su personalidad que le ayudaron a alentar al resto de sus compañeros, cuya psiquis estaba siendo afectada por las escenas apocalípticas que vivían.

Y mientras permanecía en el hospital, no descuidaba a sus seres queridos. Él realizaba las compras para cuatro familias (sus tres hermanas y padre), todo con tal de cuidarlos.

Cuenta que un paciente llegó con una perforación de colon. Lo operaron, se salvó de morir por este problema y cuando le iban a dar el alta, presentó complicaciones para respirar; una tomografía confirmó que se contagió de COVID-19, en cuestión de días falleció. Fue una de las numerosas y tristes experiencias que le tocó enfrentar, pero tenía que seguir, levantar a otros anímicamente y hacer lo que estaba a su alcance por salvar más vidas.

¡Guayaquil a colores!

Desde hace ocho años, la agrupación de arte urbano ‘Monosapiens Crew’ ha visto en Guayaquil un gran lienzo y ha pintado un sinnúmero de grafitis en sus paredes, volviéndolas únicas e irrepetibles con sus trazos de realismo y 3D.

Son más de 60 sus obras y estas se encuentran en zonas periféricas y céntricas de la urbe. Antes de la pandemia terminaron un mural en honor a la Perla del Pacífico, en Bastión Popular y en 10 días pintaron sus símbolos como Olmedo, Julio Jaramillo, Juan Pueblo, la iguana y más. Su extensión es de 140 metros lineales y ‘camellaron’ 5 artistas.

Mural
'Monosapiens Crew’ ha visto en Guayaquil un gran lienzo y ha pintado un sinnúmero de grafitis en sus paredes, entre estos uno de Julio Jaramillo.Cortesía

Ellos se inspiran en la historia de la ciudad y su gente. Su líder José Briones afirma que su arte es libre y fresco. Siempre buscan el lado positivo ante cualquier situación. También explica el significado de su nombre: Mono (guayaco) y sapiens (sabios), haciendo referencia a su saber en este arte.

Lojano con sabor guayaco

Vino a estudiar la universidad y se quedó a vivir en Guayaquil. Kléver Torres Palacios, de 47 años, nació en Loja, pero se enamoró de la Perla del Pacífico en su adolescencia, al conocerla en sus vacaciones de colegio.

La calidez y solidaridad de la gente lo atraparon. Nunca ha percibido regionalismo ni egoísmo de parte sus habitantes, al contrario, cuenta que fue dirigente estudiantil en la universidad y contó con el apoyo de sus compañeros.

La sazón guayaca y lojana se fusiona en el restaurante 'Finas hierbas' del Garzocentro Shopping.
La sazón guayaca y lojana se fusiona en el restaurante 'Finas hierbas' del Garzocentro Shopping.Cortesía

“Aquí eché raíces, me casé, tuve a mi hijo, me divorcié y puse hace 8 años mi restaurante ‘Finas hierbas’, en el cual preparo mucha comida guayaca, desde guatita, caldo de bola y de pata, entre otros platos, incluso ofrezco la resbaladera, bebida tradicional de la ciudad. De igual manera elaboro recetas lojanas que le gusta bastante a nuestros comensales guayacos”, sostiene.

Así como él fue acogido por la urbe, con esa misma calidez recibe a sus clientes, en el Garzocentro Shopping. Ellos lo definen como un ‘guayaco de corazón’.

Torres admite que en Guayaquil aprendió lo que es el emprendimiento, que todas las metas y objetivos se pueden conseguir, solo hay que estar enfocados en la visión que se tiene. Que el comercio y la productividad que se genera en el Puerto Principal es importante para todo el país.

TE RECOMENDAMOS