El guayaco retratado: los aniñados, los de Sauces y del Sur
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

El guayaco retratado: los aniñados, los de Sauces y del Sur

¿Qué mismo es ser guayaquileño? ¿Mucha batraciada y lamparosería? Aquí te lo explicamos con tres videos y la opinión de un experto.

Al guayaquileño siempre lo etiquetan de sabroso y sabido. Tratando de buscar qué mismo son, el canal de Youtube Chifle Machine se ha dedicado desde 2017 a darle una personalidad a los guayacos, según el lugar de dónde vienen.

Soy del Sur

“Soy del Guasmo y jameo seco de chivo (...) aquí comemos alitas en palito, si quiero pescado, Caraguay siempre es”.

Soy aniñado

“No conozco la Bahía, soy aniñada. ¿Qué es la Metrovía? Soy aniñada”.

Soy de Sauces

“Me gusta el papipollo, el pollo es mi adicción, también como cangrejo y si está en veda es mejor”.

¿Será que en serio es así? Rubén Aroca es sociólogo y tiene una fila de características que darle al guayaquileño. Las siguientes, según el experto, las comparten sin importar su condición social.

- Conservadurismo. El apego religioso siempre ha estado, ya sea por el lado católico o protestante.

- Una población mayoritariamente joven. La edad promedio está entre los 29 y 32 años.

- El voto electoral es emocional. No hay un voto reflexivo.

- Una ciudad de migrantes. Toda la población tiene antecedentes de haber nacido en otras partes: Los Ríos, Manabí, Santa Elena, El Oro, Chimborazo, Pichincha, Chimborazo.

- Una fuerte cultura del asalariado. Es decir, que la idea de ser empleado/jornalero es como parte de su día.

- Marcada ideología de progreso y olvido de identidad. Como ejemplo, Aroca habla de los túneles ubicados al pie del cerro Santa Ana y del Carmen. Ahí, según la historia, nació la ciudad con los primeros asentamiento y sin embargo, se dio paso a la obra.

Además al ser una ciudad puerto, la idea de progreso ha estado ligada a quienes la habitan, aproximadamente desde el siglo XX. “Significa estar conectado con el mundo, recibir nuevas mercancías a través del puerto”, explica Aroca, de cómo se ven a sí mismos los guayaquileños.

Eso, puertas afuera, quizás pueda simplificarse con la típica frase de: ¡Eres bien lamparoso! ¡Harta novelería tú!

Que es un poco lo que Chifle Machine retrata en sus videos: el guayaco que le gusta aparentar, —come sushi y en voz baja bolón— al que le gusta sacar su tremendo teléfono en el sur, —hasta que pasa alguien y se lo roba— o el que por nada del mundo cambiaría vivir junto a una pollería para saciar su hambre en cualquier momento.

El sociólogo, sin embargo, no cree que el espacio que habites te condicione. Más bien, las familias han ido poblando y fundando nuevos sectores según la migración ha avanzado. “Personas que actualmente están en Vergeles o Bastión popular, sus padres vivían en el Suburbio o Guasmo”, precisa.

Claro que estas mudanzas se sujetarán al nivel económico de cada familia. Si está en un estrato medio a medio alto, aplica incluso buscar la nueva casa hasta por la vía a Samborondón. Para entrar en lo que los youtubers califican de: ¡Soy aniñado!

Después de todo, Guayaquil es la ciudad más poblada del país con más de dos millones de habitantes y la diversidad es lo que abunda.

Lo seguro es que si estás en la ciudad, estos sonidos te serán familiares: ¡Venga al suuuur! ¡Agua, agua, agua! ¡Tenga un cordial saludo de parte de quien le habla...! Esa calidad de comerciantes también es propia del ser guayaco.